miércoles, 6 de noviembre de 2013

Premios Bitácoras 2013

Casi mil personas han leído mi último post en menos de dos horas. Si eres uno de ellos, vótame para los Premios Bitácoras (no he machacado con esto últimamente y he bajado varios puestos:) Pincha el link y sigue las instrucciones. ¡¡GRACIAS!!
http://bitacoras.com/premios13/votar/3716007e451f5e3791207ae7896f8b017334c3e6
Votar en los Premios Bitacoras.com

Noruega es una mierda

Tranquilo, tranquilo. Antes de que empieces a lanzarme piedras, sigue leyendo. Soy un periodista amarillista al que le gustan los titulares que atraen lectores. "Noruega es una mierda". No, no lo pienso, pero el asunto de este post es que, si lo pensara y quisiera decirlo, no debería tener ningún problema en afirmarlo. Pero no todos están de acuerdo con eso. 
Hace un par de días sucedió una terrible tragedia en un pueblo de Noruega. Una persona, a la que le habían denegado el asilo y estaba esperando su deportación, entró en un autobús con un cuchillo y asesinó a las tres personas que estaban en el: dos hombres de unos 50 años y una joven de 19. Un auténtico drama que tiene conmocionado al país. Pero paralelo a él, siempre surgen nuevos dramas para los inmigrantes que han de sufrir la rabia y sinrazón provocada por el hecho aislado de un asesino y enfermo mental. 
La nueva Primer Ministro, la conservadora Erna Solberg, ya se ha apresurado a decir que los solicitantes de asilo a los que se les haya denegado y estén esperando su deportación, estarán en centros diferentes de los que estén en trámites. No deja de tener su lógica. Tampoco el que se refuercen los controles psiquiátricos de los solicitantes que proceden de zonas de conflicto. Pero existe el riesgo de los problemas que provocan las actuaciones en caliente. El riesgo de que esto sea sólo un primer paso para llegar al mismo sistema de centros de internamiento de emigrantes que existen en España, que se parecen más a Guantánamo que a un centro de ayuda. 
Otra de las terribles consecuencias de hechos como estos, es el incremento de afirmaciones y hechos racistas. Un ejemplo es el texto que ha empezado a correr por las redes sociales. También compartido por gente a la que yo consideraba mi amiga. Este es el texto.
Tiene huevos que empiece diciendo "para nada soy racista". Frase típica del que lo es. Como esa de "yo no soy racista, pero no me gustan los gitanos". El texto habla de "nuestra nación, nuestro país y nuestro modo de vida". Y yo pregunto: ¿quién dice esto? ¿Quién se considera con la propiedad de Noruega? Aunque a alguno no le guste, Noruega es ahora también mi país, mi nación. 
Continúa diciendo que quiere que los emigrantes estén agusto, pero que "si te quejas o criticas nuestra bandera, nuestras creencias o nuestro modo de vida" no tienes nada que hacer aquí. 
¡Y una mierda! Soy inmigrante, sí. Pero yo me quejo y critico lo que me da la gana y cuando me da la gana. Igual que critico a España. En este blog hay de todo. 
Eso es lo que se llama libertad. Libertad de expresión. De la cual Noruega puede sentirse orgullosa. Y al que no le gusté eso, quizás sea esa la persona que no tiene nada que hacer en este país, esta nación. Menos mal que no es el sentir general en este país, porque si así fuera, yo diría: NORUEGA ES UNA MIERDA.

viernes, 30 de agosto de 2013

Elecciones en Noruega

Queda poco más de una semana para las elecciones generales al Parlamento de Noruega, el lunes, 9 de septiembre. Como español, el único derecho que no poseo es el de votar a estas elecciones (sí puedo hacerlo en las locales), pero mi interés en política y el hecho de ser un ciudadano integrado en esta sociedad al que le afectan sus decisiones, me hace seguirlas con atención. Las elecciones pasadas las cubrí para RNE. La falta de interés de los medios españoles en los trabajos de freelances en el extranjero, ha disminuido también mi interés por intentar vender noticias esté año, pero aquí estoy si algún medio de repente quiere saber si en Noruega hay cambio de gobierno.
En la actualidad, el gobierno está en manos del Partido Laborista (Arbeidetpartiet), en coalición con la Izquierda Socialista (SV) y el Partido del Centro. Esta coalición, conocida como roji-verde, lleva en el poder desde 2005, pero parece que ahora las encuestas dan muchas opciones al cambio de gobierno, que iría a manos de Erna Solberg, del partido de la Derecha (H). También tendría que ir en coalición, y ahí empiezan sus problemas. Parece que no llegaría a la mayoría absoluta junto al tercer partido en número de votos, el Partido del Progreso (FrP). Un partido populista y para muchos de extrema derecha que centra su programa en una fuerte restricción a la política migratoria. Eso obligaría a la Derecha a llegar a acuerdos con los otros dos partidos que están en el lado azul del espectro político: Partido Liberal y Democristiano. A estos dos no les mola mucho la opción de ir de la mano de un partido como FrP, al cual la defensa de los derechos humanos no es una de sus prioridades. La falta de una alternativa segura ha supuesto una caída en las encuestas para la derecha y ha vuelto a hacer creer a Jens Stoltenberg que puede volver a ser primer ministro cuatro años más.

PLURALIDAD CON NUEVE PARTIDOS
En Noruega también hay un importante bipartidismo con Laboristas a un lado y la Derecha al otro. Pero la fuerza de otros siete partidos minoritarios, hacen que siempre influyan en el gobierno y dan un mayor aspecto de pluralidad al parlamento noruego. Ahora hago yo aquí una valoración propia de lo que son y quienes son estos partidos. Advierto que la objetividad en estos comentarios brilla por su ausencia y algunos datos no están del todo contrastados, sino que son tan solo mi interpretación de las noticias y la sociedad en la que vivo.

AP, Arbeidetpartiet. Partido Laborista: liderado por Jens Stoltenberg. No hay duda que su política es parte responsable de la buena situación económica que tiene ahora Noruega. Una buena administración de los recursos petrolíferos aumenta la riqueza del país. Ese es el peculiar lado capitalista de este partido socialista. Pero también este partido socialista tiene su lado comunista, que es el que creo yo está restando seguidores. Una fuerte política proteccionista hace difícil acceder a productos extranjeros como frutas y verduras. Su política de papá-estado, con prohibiciones absurdas como el no uso de la moto de agua o la no venta de alcohol después de las seis de la tarde, no gusta al lado liberal de nuestros corazones. Y el incremento de impuestos, especialmente indirectos, y numerosos peajes en carreteras, no gusta al lado del pantalón donde llevamos la cartera. También se pone en su contra el vivir en el país conocido como el más desarrollado, con una sanidad nada envidiable y una asistencia a ancianos muy precaria. La mejora en la educación y la sanidad son sus dos grandes promesas electorales.
H, HØYRE. Partido de la derecha: su líder, Erna Solberg, es la que más opciones tiene de ser la próxima primer ministro de Noruega. Me resulta curiosa su presentación como partido: "un partido conservador progresista". Bueno, teniendo en cuenta que AP hace política capitalista-comunista, tampoco será tan raro. Basan su política, aparte de en repetir que Noruega necesita un cambio del rojo al azul, en la disminución de impuestos y la privatización. Anuncian privatizaciones de trenes o cárceles, pero también instituciones sanitarias o educativas, lo cual hace recelar un poco más. Yo trabajo en una escuela privada en la zona más de derechas de Noruega, así que, aunque no sea mi partido preferido, tampoco voy a criticarlos demasiado... por si acaso :)
FrP, Fremskrittspartiet. Partido del progreso: a su líder, Siv Jensen, tuve la oportunidad de entrevistarla las elecciones anteriores. No me gustan ni sus ideas políticas ni su voz de camionera, pero la verdad es que es una mujer brillante, casi cautivadora, que sabe comunicar, porque habla como lo haría tu vecina, pero sabiendo lo que dice. No se cortan en anunciar una restrictiva política contra la inmigración, especialmente de los países "no occidentales", lo que les lleva a pronunciarse a veces en tonos que parecen bordear la Declaración de Derechos Humanos. Pero como buen partido populista, también saben decir lo que a la gente le gusta escuchar. La eliminación de los peajes es su segunda bandera, y a los que nos toca conducir mucho nos conquista el bolsillo. También su propuesta de eliminación de prohibiciones "absurdas" tiene muchos fans. Por ejemplo, aquellos a los que les gustaría comprar vino en el súper un vienes por la tarde.
SV (Izquierda Socialista) y SP (Partido del Centro): lo poco que sé de estos partidos es que son los lacayos de los laboristas y que tienen algunas ideas propias y les dejan ocupar algún ministerio mientras sigan dando su apoyo al gobierno. Cada nueva encuesta, bajan varios puntos, hasta el punto de que yo creo que un día desaparecerán para fusionarse con AP. Ayer, en uno de los debates que las juventudes de los partidos celebran en los institutos, uno de los chavales metió la pata de una forma que puede hacer daño a sus mayores. En medio de un debate contra el "mobbing", dijo que no le gustaría que gobernara "la gorda esa", refiriéndose a Erna Solberg, lo cual a él le sonaría muy rebelde, pero a sus jefes les ha tocado la entrepierna.
V, Venstre. Partido Liberal: el nombre de este partido es muy curioso. Se llaman Venstre, que significa Izquierda, y sin embargo están en el lado derecho del parlamento. Es por ello que se traduce como Partido Liberal, pues esa es su política. El nombre le viene de la época en que los liberales eran la extrema izquierda de la política, hace unas cuantas decenas de años. Podría haber sido un gran partido, con opciones de decidir un gobierno, pero el hecho de estar en tierra de nadie, ni izquierda, ni derecha, ni centro, aveces con Høyre y aveces con AP, les ha hecho ir perdiendo multitud de apoyos hasta el punto de ser un partido pequeño.
KrF, Kristelig Folkeparti. Partido Democristiano: el presentarse en pleno siglo XXI como un partido cristiano no suena muy popular, pero su política de defensa de la familia, en cuanto a prestaciones sociales y permisos, les otorga muchos votos. Es conocido que Noruega es uno de los mejores países para ser madre, y este partido quiere que lo siga siendo.
MdG, miljøparti de grønne. Los Verdes: este nuevo partido ha crecido rápidamente y tiene muchas opciones de entrar en el parlamento, aunque no tanto como para influir en el gobierno. Noruega tiene delicados temas medioambientales sobre la mesa, los cuales los Verdes están trayendo al debate político y ganando votos. La extracción de petróleo en zonas sensibles como Lofoten, la protección del lobo o la caza de ballenas son algunos de los principales. Este partido ha sido también favorecido por una cosa: todos los periódicos tienen encuestas para ver qué partido se aproxima más a tus ideas. Los Verdes puntúan muy alto porque casi todos dicen sí a una política ecologista, pero no se pronuncian en otros temas, lo que hace que esos no cuenten en la media y saquen una nota alta.
R, Rød. Los Rojos: la vieja guardia de comunistas, revolucionarios e incluso idealistas, al que le ha ocurrido como le pasara al partido comunista español. Se ha quedado anclado en el pasado y ha ido perdiendo apoyos hasta el punto de prácticamente desaparecer. En estas elecciones corren el riesgo de no entrar en el parlamento.

En definitiva, un rico abanico y muchas opciones. ¿Qué votaría yo si tuviera derecho de sufragio? Bueno, he hecho cerca de 5-6 de esas encuestas de los periódicos, el "valgomat", y cada uno me dice una cosa. Entre mis opciones están Los Verdes, laboristas, liberales o izquierda socialista. Como veis, un poco de todo. En lo que todas mis encuestas están de acuerdo es en colocar allá abajo, en las profundidades más profundas de la urna electoral, a FrP.
Así, como dicen en Noruega: "godt valg"-"buenas elecciones".


Foto tomada del siguiente enlace de la Wikipedia, al que se puede acceder para conocer el nombre de los autores de las distintas imágenes.


Posted using BlogPress from my iPad

Location:Solbergelva,Norge

jueves, 29 de agosto de 2013

Es duro estar lejos de los tuyos

Llevo tiempo valorando si publicar o no este post. Por un lado, porque es muy personal, pero además, porque a mi padre, el principal y más importante lector de este blog, no se sí le gustará que lo publique. Pero me he decidido porque creo que a muchos de los que estén valorando emigrar quizás les pueda ayudar. Y los que ya lo hayan hecho, seguro que se sienten identificados. Cuando uno emigra, lo pasa mal buscando un trabajo decente, le cuesta el choque cultural, quiere tomarse cañas con los amigos y echa de menos el jamón serrano. Pero, sin duda, lo más importante siempre es, lo que todos sabemos, la familia. Y uno no se da cuenta verdaderamente de lo duro que es hasta que vienen mal dadas.
He empezado a escribir esta entrada tras ver un capítulo de "Cuéntame", que aunque parezca una chorrada, siempre me pone nostálgico. Supongo que les pasará a todos, pero yo veo reflejada mi familia en los Alcántara. No porque todos los hermanos hayamos estado en la cárcel, sino por ser una familia luchadora, que se lo ha ganado todo a pulso y donde el amor de los padres resiste cualquier contratiempo.
Hace unos meses le detectaron a mi madre la enfermedad esa, la innombrarle. Es un bulto pequeño, que en pocas sesiones desaparecería y sería tan solo el recuerdo de un mal verano. En ningún momento me he planteado ni me planteo que las cosas vayan a ir mal. Pero las cosas van para largo. Ya no será sólo el verano, sino también un otoño pendiente de médicos y teléfonos. La impotencia es terrible. Uno está lejos, muy lejos. Sí, hay Skype, con llamadas con video casi a diario. Sí, hay la mierda de Ryanair, que te deja en Madrid por "poco" dinero. Pero no es tan fácil. Una llamada nunca se puede comparar a un abrazo. Y viajar no es tan sencillo cuando se tiene una vida y un trabajo. De la puerta de mi casa a la de mis padres hay, más o menos, 10-12 horas de viaje. Para un fin de semana parece que no merece la pena. Y, por suerte, mi madre no está ni tirada en la cama, ni nos va a dejar. Así qué, en otras palabras, "no hace falta que vaya". Así es, no hace falta, pero también me gustaría estar ahí.
No se. Todo son pajas mentales. Ya he estado una vez este verano y supongo que volveré en otoño.
Y tengo suerte de que el trayecto sea de tan solo medio día. Un amigo tuvo que atravesar medio mundo para visitar a su madre en Argentina.
En fin, no tengo muy clara la finalidad de este post. O de sí le ayudará a alguien. Pero tan solo me apetecía compartirlo en este lugar que es tan mío, mi blog.



El episodio de "Cuéntame" que estoy viendo, donde a Carlos le toca pasar la Nochebuena en la cárcel.

- Posted using BlogPress from my iPad

sábado, 13 de julio de 2013

Ta en spansk en - hacer una españolada

A raíz de un comentario de Facebook, donde comparaba los hábitos de puntualidad entre noruegos y españoles, alguien me pidió que explicara la expresión "ta en spansk en", lo que puede ayudar a entender cómo nos ven los noruegos.
"Ta en spansk en" podría traducirse como "tomar una española" o "hacer una españolada". El uso más frecuente es, por ejemplo, cuando se va circulando en coche, una seńal nos dice que está prohibido dar la media vuelta y es eso precisamente lo que hacemos. Lo que comúnmente se conoce como "hacer una pirula". Es decir, para los noruegos, hacer una pirula es hacer una españolada.



¿Cómo se ve pues al español? Pues como una persona que no se toma muy en serio las reglas y que sabe que el camino más corto entre dos puntos es la línea recta. Para qué dar rodeos.
Yo creo que esta expresión incluye una mezcla de envidia y lástima. Envidia porque los noruegos desearían ser más espontáneos, y lástima porque se entiende al español medio como una persona sin domesticar que no sabe hacer las cosas como es debido.
Por mi parte, me encanta la expresión. Y la intento poner en marcha cuando es posible. No para hacer pirulas en la carretera, sino para poner en marcha la ley del mínimo esfuerzo. Por ejemplo, para qué lijar las maderas cuando se puede pintar encima. Como veis, estas españoladas tienen sus riesgos y no son muy inteligentes.
Ah, cada vez que se hace una de estas españoladas, hay que decir la expresión "shit au", algo así como "a la mierda y a tirar p'alante pase lo que pase".
A pesar de todo, los noruegos envidian la espontaneidad y alegría española (¿tópico o realidad?). Quisieran ser espontáneos y más alegres. Se lo he oído a muchos. Y yo les digo, si todos estáis de acuerdo, ¿por qué no lo hacéis? Basta con dejar la cerveza en la mesa y ponerse a bailar el "aserejé".

-- Desde Mi iPad (esta es la primera vez que escribo con iPad. Disculpen errores y autocorrecciones del iOs :)

lunes, 13 de mayo de 2013

Fútbol, fútbol, fútbol... en Noruega

No hay duda de que estos casi ocho años en Noruega me han cambiado. Bueno, los ocho años en Noruega, los 34 y pico tacos y los dos críos. Sigo siendo un cabra loca, pero un cabra loca noruego y con dos hijos. Hace diez años siempre juré no entrar en un McDonalds, representación del infierno en la Tierra, y ahora no podemos evitar al menos una visita mensual. Aunque mejor si es el Burger King. 
Hace diez años yo era de esos a los que les importa un pito el deporte. Se podía intuir por mi creciente panza, pero también por mis comentarios, en muchas ocasiones despectivos a los fanáticos del fútbol o a los que perdían la tarde del domingo pegados al transitor o a la tele. Y la vida y Noruega me han cambiado. El hecho de que mi hijo de ocho años juege al fútbol en dos equipos (Solberg y Godset) me ha acercado más a los campos. Y el  trabajar en una escuela para deportistas, NTG, ha conseguido que tenga respeto por estos profesionales. Ofrecen muchas horas de trabajo y sacrificio, y no todos sueñan con ser Messi o Ronaldo, sino con disfrutar con lo que hacen y quizás ganar alguna medalla. 
Este finde ha sido bastante futbolero. El domingo me tocó ayudar en la organización y seguridad del partido de la División de Honor noruega entre Strømsgodset (Drammen) y Brann (Bergen), primero y segundo respectivamente en la clasificación. Un tremendo 2-0 y un partido con muchos más tiros a puerta de los que la liga noruega está acostumbrada, hicieron de la tarde un buen recuerdo. 

Y hoy le tocaba el turno a mi hijo, en su primer partido de la temporada con Solberg Lions (hay que recordar que aquí la temporada empieza al terminar el invierno). No empezaba mal. Daniel marcó los tres primeros goles y el partido acabó 11-2 para los nuestros. Si esto sigue así, lo mismo este enano me saca de pobre y ya sólo escribo este blog por entretenimiento... Espera, eso es lo que hago ahora... Bueno, que me saque de pobre y ya veremos lo que hacemos con el blog. 

domingo, 5 de mayo de 2013

Bodas, bautizos y comuniones... por lo civil. La confirmación noruega.

Nadie se sorprende cuando escucha hablar de una boda en el juzgado. Tampoco resulta muy extraño si  alguien participa en un funeral laico. ¿Pero han oído hablar de bautizos, comuniones y confirmaciones "por lo civil"? Al ser Noruega un país protestante, el sacramento de la comunión pasa muy desapercibido, pero las confirmaciones tienen gran importancia. Es el momento en que los padres se agobian para organizar el banquete, y los adolescentes esperan con ansias para poder obtener todas las novedades tecnológicas que su compa de pupitre ya tiene. 
La confirmación es la celebración del paso de la infancia a la vida adulta. Generalmente siempre ha sido una celebración religiosa, pero en muchos lugares ya se celebra como ese paso al inicio de la madurez. 
Estamos en época de confirmaciones en Noruega. Cada fin de semana ves a un montón de gente trajeada o con los trajes tradicionales noruegos o "bunad". Este sábado estuve con mis hijos en el teatro en la sala Union Scene de Drammen, y allí la Asociación Humanista estaba celebrando su gran ceremonia de confirmación. No sé mucho de estas celebraciones, más que lo que la Wikipedia me ha dicho sobre que se celebró por primera vez en Oslo en 1951. Desde entonces se ha llamado "confirmación civil", hasta el año 2005 en que se cambió el nombre por "confirmación humanista". Consiste en un curso y una ceremonia final en algún teatro o centro de cultura municipal. En el curso aprenden ética y visión de la vida y tienen charlas sobre buen comportamiento, aprenden a ser críticos, respeto, tolerancia y responsabilidad. 
Seguro que hay una buena razón para que se iniciaran este tipo de celebraciones, pero yo tengo dos teorías que poco tienen que ver con lo que encuentren en la wikepedia. 
1.- Noruega es una sociedad que apuesta por la igualdad. Hombres y mujeres sin iguales. Negros y blancos son iguales. Perros y gatos son iguales. Y por supuesto religiosos y agnósticos deben también ser iguales. Noruega ha sido hasta hace poco un país confesional, con iglesia estatal. Aun así, el respeto a la diversidad siempre ha sido bastante amplio. La mayoría celebraba su confirmación en la Iglesia, y claro, no se podía permitir esa diferencia de que mientras unos jóvenes estaban cumpliendo sus obligaciones como ciudadanos y devotos, a las puertas de la iglesia otros adolescentes estuvieran fumando y perjurando. Todos debían confirmarse. ¿No quieres entrar en la iglesia? Pues Mahoma va a la montaña y te meto la confirmación en el Ayuntamiento. 
2.- Presión de los propios adolescentes agnósticos: El día de su confirmación, los adolescentes reciben cantidades impresionantes de regalos, cada vez más en común en metálico. Es el momento que consiguen su primera moto y su quinto iPhone. Imagínense a los adolescentes al llegar a casa: "A Ola Norman le han regalado una Kawasaki y un iPad de 37 pulgadas. ¿Tengo yo que seguir con mi patinete y mi Motorola sólo porque vosotros dos sois dos jodidos ateos?". El que tenga hijos, me entenderá. Uno está dispuesto hasta a circuncidar a su hijo por el rito judio con tal de que deje de dar el coñazo. Así, mejor que tener que comulgar con ruedas de molino, un grupo de padres creó la Asociación Humanista y se inventaron la confirmación civil para conseguir que sus hijos se callaran, consiguieran el último Smart Phone y no tuvieran que ir en contra de sus ideas hippies negadoras de todo ser superior. 
Así, todos ganan. Menos la cuenta corriente de los invitados, que tirita cada vez que en el buzón aparece la invitación para una confirmación. Porque mi experiencia me dice que los noruegos son un poco tacaños a la hora de hacer regalos en una boda, y pocos llegan a cubrir el precio del cubierto, y sin embargo todos te miran mal si das menos de 150 euros a un niñato que nunca ha visto tanto dinero junto. 
Creo que a España esto no ha llegado porque a la edad en que los niños hacen la comunión, aún no esperan tantos regalos. Pero al paso que va la sociedad, donde los niños de 7 años ya tienen mejor teléfono que su padre, poco tardará en llegar al que se le ocurra la comunión por lo civil para que los niños no católicos también reciban sus regalos. Aunque eso sí, en lugar de "mi primera biblia", recibirán "mi primera constitución" y en lugar de ir vestidos de marineros, se pondrán un uniforme de Hipster. 
Al ritmo que vamos, llegaremos a ver el bautizo civil. ¿Cómo? ¿Que en Noruega ya existe? Sí, también te lo organiza la Asociació Humanista y se llama "Fiesta del nombre". No vaya a suceder que todos los bebés de 4 semanas de padres que no se creen la historia de Adán y Eva, salgan en manifestación a las calles de Oslo a protestar por tamaña discriminación. 
PD: La foto no es de una confirmación, es del 17 de mayo del 2011, pero era para enseñar cómo es un ejemplo de "bunad" noruego. Además, para enseñar lo guapos que somos mi hija y yo.

viernes, 26 de abril de 2013

De paellas y baterías... en Noruega, claro.

Con tanta economía, información sobre tasas de paro y documentos varios, a veces se me olvida que este es mi blog personal, mi diario, donde puedo publicar lo que quiera. Un lugar que sólo yo veré en 10 años y podré recordar lo que hacía por aquél entonces. Así pues, estos son los dos últimos videos que he hecho. Una clase en mi escuela, donde hicimos algo parecido a una paella, y mi primer tema a la batería, "Eye of the tiger", después de tan sólo un par de clases, tras el abandono de Daniel.

PAELLA CON LOS ALUMNOS DE NTG

MI PRIMERA CLASE DE BATERÍA

lunes, 18 de marzo de 2013

Finde en Fjällbacka, tras las huellas de Camilla Läckberg


¡Por fin! ¡Qué ganas tenía de escribir un post como éste! Nada de crisis, ni paro, ni emigración, ni estadísticas. Tan sólo un mail sobre mí y mis viajes. Esta semana celebrábamos que hace diez años que conocí a mi mujer (fue una noche de Alfredo Landa en Benidorm, en la discoteca Penélope Beach, pero ésa es otra historia). Yo soy apasionado de los libros de Camilla Läckberg y  decidimos ir a Fjëllbacka, localidad natal de la escritora y lugar donde suceden todos sus crímenes literarios. Tiene otras curiosidades, como ser la ciudad donde vivió la famosa actriz sueca IngridBergman. Y otras ventajas, como estar tan sólo a poco más de dos horas de nuestra casa. Eso fue en teoría, porque las nieves tardías y los túneles noruegos son una mala combinación, lo que provocó un accidente en cadena en uno de los múltiples túneles y un atasco a la sazón que prolongó nuestro viaje hasta las cuatro horas y media.
Llegamos al destino el viernes por la noche. Nos alojamos en el complejo turístico Tanum Strand, resort veraniego conocido por la práctica del golf y el puerto deportivo, pero que en invierno también tiene su encanto. Amplio, limpio, bonito y con decoración marinera en todos los rincones. Esa noche tenían un bufé especial de mariscos, pero no me apetecía coger un empacho de gambas y mejillones que arruinaran el finde, y me decidí por el menú de tresplatos. Fabuloso. De entrada, carne de alce ahumada con crema queso de cabra. Como plato principal, rodaballo al horno con risotto de langosta. De postre, creme broulee. Todo acompañado con un rosado francés Cuvée Jean-Paul Rosé. Este blog no creo que lo lea ningún menor, así que se puede usar el adjetivo de orgásmico.
Tras la cena, llegó mi primera sorpresa. Aún no había notado que ya no estaba en Noruega, primero porque una enorme bandera azul, blanca y roja acompañaba a la sueca a la entrada y porque muchos de los residentes hablaban noruego. Pero me dí cuenta cuando nos tomamos una copa escuchando al músico de turno. ¡Una mesa de black-jack! A los noruegos les encantan las apuestas. Apuestan a los caballos, al fútbol, apuestan hasta a su suegra, pero los casinos y el póquer están prohibidos. Eso hace que en cualquier lugar en que haya noruegos alojados, una mesa de black-jack siempre es popular. Yo habré jugado en casinos de verdad 7-8 veces, unas cuantas más en el iPhone, y la satisfacción nunca ha residido en cuánto dinero he ganado, sino en cuánto tiempo he aguantado en la mesa con el presupuesto destinado a perder. Esta vez no me fue mal. Me soplaron 400 coronas suecas en el tiempo que me dio a beberme dos vodka con limón. Toda una proeza.
A la mañana siguiente habíamos encargado una sesión de masaje en el spa. Es algo que hacemos una o dos veces al año, y si es un lujo así, yo no voy para que me hagan daño, voy para relajarme, que me manoseen y disfrutar. Pero me tocó una señora de la vieja escuela. Me puso panza abajo, empezó a apretarme la espalda con todas sus fuerzas y a hacerme preguntas que me hicieron temblar. “¿Has tenido algún accidente? ¿No te duele cuando levantas los brazos?” Y no me tranquilizó nada cuando dijo satisfecha: “Aquí tienes tu problema”. Señora, yo entré en esa sala sin ningún problema y usted me lo ha encontrado. Y para más inri, el domingo por la mañana me dio un pinchazo en la espalda que junto a las horas del coche me ha dejado ringlado y encogido desde entonces.
De ahí pusimos rumbo a Fjällbacka, a tan sólo 10 kilómetros de distancia. Antes del paseo, quería comprar una botella de vino para brindar con mi mujer en la habitación y para eso había que ir al monopolio del vino. En Noruega y en Suecia, la venta de vino y licores es un monopolio del estado. En Noruega se llama Vinmonopol y en Suecia Systembolaget. Yo había visto que el pueblo tenía un Systembolaget y allí fuimos. De nuevo, otra sorpresa. No tenía un sistembolaget propiamente dicho, sino una sucursal dentro de la oficina de correos. Esto es, que tú encargas el vino o el ron, y te lo traen a los dos o tres días. Esto sí que es tener los pedos bien organizados. Nos tuvimos que conformar con unas cervezas locales, Fjällbackaöl. Camino del centro, la sensación de estar en el mejor decorado de una película de serie negra aumentaba. Ni un alma por las calles, excepto algún oriundo del lugar que no ocultaba con su mirada su desconfianza a los extraños con la cámara colgada.
Antes de venir, me había comprado las películas que la televisión pública sueca había hecho sobre los cuatro primeros libros de la serie de Camilla Läckberg. Ahí vimos la casa donde vivía Erica Falck, la protagonista de la serie, y ése era nuestro primer destino. Habíamos tomado el nombre de la calle viendo una de las pelis y no nos costó encontrarla. Una vista preciosa sobre el puerto pesquero. Bajamos las callejuelas repletas de casas de colores, a las que buena falta les hace una mano de pintura. Mirando el nombre de las calles, parece que Camilla Läckberg llegó un poco tarde, porque la actriz Ingrid Bergman ya había ocupado el callejero. Calle Bergman, plaza Ingrid B.... y en el centro (por llamarlo de alguna manera) una pequeña escultura del ídolo de Hollywood rodeado de lo que se presume ser un centro floral en el medio del verano.
Tras tomar unas fotos de las barcas pesqueras encalladas en el agua aún helada, balanceándose por el viento y rompiendo poco a poco el hielo mostrando sus ganas de salir al mar a cazar caballa, pusimos marcha hacia la espalda del pueblo, la montaña. Fjällbacka significa exactamente eso, la espalda de la montaña y es porque justo, a poco más de 50 metros del puerto, se eleva una enorme pared de piedra. Una pared de piedra rota por sus entrañas y que ha provocado un cañón, un pasadizo natural, de nuevo escenario ideal para otro de los asesinatos de Camilla Läckberg, creo que en el segundo libro.
En esta zona de Suecia casi toda la nieve había desaparecido, pero no así el hielo de las escaleras de piedra, lo que convertían la ascensión en una actividad de no poco riesgo. Una catarata de hielo vomitada por la montaña amenaza al visitante a su paso. Intenté hacerme una foto debajo, pero un buen resbalón a tiempo me recordó que no era una buena idea. No nos atrevimos a subir hasta la cima, a 76 metros sobre el nivel del cercano mar, así que queda pendiente para la próxima visita veraniega. Aun así, salimos de la montaña con hambre, pero este pueblo fantasma no tiene ni un local abierto hasta la Semana Santa, así que tuvimos que poner rumbo a Grebbestad, otro pueblo pesquero cercano. Allí entramos en un bar que también podría ser escenario de película, de un largo costumbrista. Los viejos de sombrero vaquero y olor a cazalla, bebían junto a los adolescentes que jugaban al billar en camiseta de tirantes, mientras el aire soplaba todavía a cero grados tras los cristales.
La vuelta al hotel fue tan sólo para descansar y esperar a la hora de la cena. Sólo habíamos venido a relajarnos y no teníamos ganas de conducir para buscar algún local de moda, si es que existía alguno más cercano que Goteborg, así que nos quedamos en el hotel, a sabiendas de que lo que nos esperaba era la provocación de otro crimen de Läckberg. Tras la cena, el grupo Flamingo iba a “deleitarnos” con su música. El lema de su autobús lo dice todo: “50 años en la carretera”. La media de edad de la banda superaba ampliamente la edad de jubilación de cualquiera de los países de la Unión Europea, incluso después de que se amplíe. Este despliegue de arte local, me permitió ver el show que en alguna ocasión había visto por televisión, pero nunca había experimentado en tiempo real. El swing. Este baile es a Escandinavia lo que el paso doble a la plaza del pueblo castellano. Pero eso sí, con mucho más movimiento de caderas. Pero mejor que imaginarlo es verlo, y aquí os pongo un video donde los grandes Flamingo actuaron en la televisión sueca, con casualmente la misma ropa que usaron en la gala del Tanum Strand. Aguanté poco, y después de fundirme otro par de cientos de coronas al black-jack, puse rumbo a la habitación del hotel.
A la mañana siguiente, ya de vuelta a casa, tuvimos que hacer la parada obligada para todo buen noruego. Svinesund. Aquí hay un conjunto de centros comerciales tipo Wallmark donde encuentras cerveza, tabaco, carne y golosinas a la mitad de precio de cualquier tienda noruega. Llenamos el equipaje, vaciamos la cartera y pusimos rumbo al hogar, donde estaban nuestros dos peques con ganas de comernos a abrazos. Un finde de lujo, y un gusto volver a casa.


viernes, 15 de marzo de 2013

Noruega: el mejor país para vivir... según quien

Un año más, han salido las listas de la ONU con el ranking de calidad de vida. Noruega vuelve a estar a la cabeza del mundo, como así lo hiciera en el 2011. No voy a quitar credibilidad a este ranking. En Noruega se vive bien, y se vive mucho. Pero no todo es blanco o negro. Hay que tener en cuenta los criterios de comparación y, en mi opinión, la ONU no elige los más objetivos. Son tres: Esperanza de vida, años de escolarización e ingresos brutos. Los tres son matizables.

Esperanza de vida: En Noruega, la media está en los 81,3 años de vida. Pero algunos dirán, ¿qué vida? En este país se hace más ejercicio. Los amigos quedan para ir a esquiar y no para ir al bar. No hay duda qué es más sano y qué te dará más años de vida pero, mejor que decir nada, si quieres consejos para vivir 100 años, me remito a la canción de Sabina: "Pastillas para no soñar".

Años de escolarización: El promedio en Noruega es que un alumno esté en la escuela 12,6 años. Es decir, se empieza el curso cuando se cumplen 6 años y se acaba el año que se cumplen los 18. Este simple dato tampoco lo dice todo. Está muy bien ir al colegio muchos años, pero eso no garantiza más nivel educativo. Los niños empiezan el cole a los seis años, y hasta entonces van a la guardería. En el jardín de infancia se hace poco más que jugar. Tan sólo el último año, tienen 3-4 horas a la semana para aprender letras y números. Que yo sepa, en España, al empezar el colegio, muchos niños ya saben más o menos leer. Por el otro lado, los alumnos terminan el instituto un año más tarde que en España. Yo soy profesor de alumnos entre 12 y 19 y tampoco veo que sean mucho más listos que la media europea. Pero vamos, tampoco se tomen como científicos mis datos empíricos.

Ingreso bruto per capita: Según los datos de la ONU, cada noruego y noruega ingresa 48.688 dólares al año (282.000 kr, 37.000€). Yo aún diría más. Yo creo que la media es aún más alta. La media yo creo que anda por los 3000€ netos mensuales. Eso está muy bien, no lo voy a negar. Pero el frío dato del ingreso bruto, sin el nivel de precios o el de impuestos, no dice nada. Por supuesto que cualquier comparación con España hoy en día es ridícula, por el enorme nivel de mileurismo, pero que nadie se lleve a engaño. En Noruega, como en ningún sitio, nadie se hace rico trabajando. Se vive bien, se cubren gastos, algún pequeño lujo, y poco ahorro. Ricos, los justos.

Y por supuesto, a partir de aquí se abre el debate de ¿qué es calidad de vida? ¿Son esos tres criterios suficientes? ¿La calidad de vida y la felicidad son la misma cosa? ¿Por qué sonríen tanto los miembros de la tribu africada de los Samburu, si nunca conducen un Subaru? 

sábado, 2 de marzo de 2013

Entrevista al Gran Wyoming. Año 2000.

Buscando en el baúl de los recuerdos, uhuhu, esta mañana encontré una de las revistas donde escribía en mi época universitaria. Artículo 20, la revista de la Facultad de Derecho de Valladolid. Qué gran revista y qué buenos años. En el número que encontré, yo fui el director de la revista y celebrábamos el décimo aniversario de la publicación. En ella publiqué una entrevista que realicé al Gran Wyoming, durante una visita como público que hicimos al programa Caiga Quien Caiga. La revista es nada menos que del año 2000, año de la grandeza de Aznar, por lo que las respuestas de Wyoming tenían todavía más enjundia. Artículo 20 por desgracia ya no existe, y esta entrevista no existía en formato digital. Tenía ganas de compartirla y por eso he decidido transcribirla aquí, en mi blog, aunque no tenga nada que ver con Noruega. El Wyoming siempre ha sido un genio y esta entrevista me pareció superdivertida. Nosotros habíamos preparado unas preguntas chorras en la Uni, pero él sólo hizo una fiesta del humor con sus respuestas. Espero que el lector entienda la inocencia juvenil del periodista:

EL GRAN WYOMING: “QUIERO SER UN HOMBRE DE CALENDARIO DE CAMIÓN”

Con un ingenio portentoso y un físico impresionante (eso dice), El Gran Wyoming apabulla por su fluida verborrea y su “respuesta-para-todo”. No hay quien le pille en fuera de juego. Antes de que termines la pregunta él ya se sabe la respuesta. Todo es posible en una conversación con el Gran (pero que muy Gran) Wyoming.

A20: La primera es inevitable: ¿por qué se prefiere ser un médico de Wyoming y no un trampero de Connecticut?

Wyoming: Bueno amigo, eso es la vida la que te lleva por el camino adecuado. Yo no soy médico porque la medicina me abandonó, me dejó por otro y yo tuve que recomponer mi vida en la televisión, que es un chollo.

A: ¿Qué tenía ese otro que no tuvieras tú, después de todas esas virtudes que predicas?

W: Pues no lo sé la verdad. Cuando uno está en paro siempre se pregunta por qué ¿por qué ese necio está trabajando y yo no? Pero bueno, qué vamos a hacer, así es la vida y así está el nivel de la medicina.

A: ¿Y cuando el necio es uno mismo?

W: Bueno, entonces hay justicia. En mi caso fue una justicia total.

A: Haciendo el mismo estilo de humor que en el famoso “Peor programa de la semana”, ¿qué se siente de pasar de aquello al absoluto éxito?

W: Pues, aquí una felicidad grande porque no nos han echado. Lo malo que tiene esta profesión como todas es el paro. Nos echaron a patadas al octavo programa y nos quedamos muy frustrados. Aquí estamos encantados porque vamos a hacer 4 años con un programa que tampoco tenía muchas perspectivas. Ten en cuenta que hemos llegado a firmar por tres programas. Es una cosa que nunca nadie había hecho antes. Al final se fue recuperando poco a poco y ahora nos hemos estabilizado. Esto es una cosa totalmente anecdótica, el que un programa dure tanto.

A: ¿CQC ha servido de INEM para los grandes artistas que tenéis por reporteros?

W: Sí. Lo que pasa es que en este programa, como en todos, una vez que se ha hecho ya, nunca se amplía, se queda ahí. Pasa como con las series, que la gente dice “jode, dan muchísimo trabajo, como hay tantas”, pero al final son los cuatro protas, porque los demás van un día, hacen un papelillo y no pueden volver porque ya han hecho uno.

A: ¿Y por qué se amplió un reportero?

W: Realmente fue un accidente. Porque uno de los reporteros se iba a marchar o no se qué. Al final no se fue, el casting ya estaba hecho y dice “bueno, ya que está”, y se amplió, por una carambola. Además querían un reportero reserva por si algún día fallaba alguno o se iba a hacer una película y luego volvía. Porque hubiera un poquito de movimiento, y se quedó ahí.

A: No haremos la típica pregunta de la reportera, así que pasaremos a la siguiente.

W: Te lo agradezco.

A: ¿Qué fue de su agria polémica con María Martillo?

W: Bueno, te lo cuento. Realmente es que me pasó una cuenta de fin de mes que no correspondía en nada a lo que yo recordaba que había ocurrido. Ella alegaba intoxicación etílica en algunos casos que podían provocar mi amnesia, pero no. Lo que intentó es darme el palo, pero en fin. Llegamos a un acuerdo con nuestros abogados y se arregló.

A: ¿Pero estáis en separación de bienes?

W: No, hubo un ajuste. Lo que ocurrió es que hubo terceros que se habían hecho pasar por mí y la que estaba borracha era ella.

A: Y a la mascota, el cochino jabalín, ¿quién de los dos le da de comer?

W: La tenemos muy abandonada. Bueno, la verdad, es que es de atrezzo, es como de cartón-piedra.

A: ¿Ah, sí?

W: Sí, lo que pasa es que está muy bien hecha y parece real. Nos pasa a veces, que la gente se confunde. Incluso hemos recibido e-mails y amenazas de asociaciones de defensa de animales por utilización de animales en programas, pero es falso.

A: Y entonces, la amante del cochino jabalín que aparece en alguna ocasión, ¿también?

W: Eso fue con la excusa del cochino jabalín, a alguien se le ocurrió la cochina jabalín, pero no queremos entrar en esos casos tristes de zoofilia y no queremos recordarlo. También él calló en la propia trampa porque cuando le dijimos “perdona amigo, resulta que es de cartón-piedra y el embarazo de la cochina jabalín no puede acabar en descendencia”.

A: Para cuándo os vais a pasar a la moda de Ágatha Ruiz de la Prada.

W: De momento, los productores consideran que nuestra estética es suficiente así. No necesitamos hacer el ridículo para... no, no perdón, no quería decir eso. No, creo que le sentaría muy bien a Juanjo de la Iglesia. Sería el único que podría llevarla, pero vestidos largos, porque tiene las piernas un poco torcidas. Pablo Carbonell quizás podría llevar los sombreros. Pero los demás no porque queda un poco el efecto Demi Russo.

A: Múltiples artistas se están pasando a la política, ¿para cuándo el Partido Wyoming?

W: Pues la verdad es que por culpa de no presentarme a las elecciones ahora tenemos lo que tenemos. Y la verdad es que el jardín de la Moncloa está muy bien. Así que estoy considerando seriamente la posibilidad de desbancarlo. Pero sólo si se acaba el programa, nunca podría dejar este pequeño feudo o principado.

A: Entonces, en las próximas elecciones, ¿mayoría absoluta?

W: Yo creo que si España es sensata esto sería así, sino sería mejor exiliarse. Se quedaría deshabitada. Yo creo que los propios españoles, tanto los abstencionistas como los que no me hubieran votado, cuando vieran que el resultado no había supuesto una mayoría absoluta de mi lado, ellos mismos se harían el harakiri.

(NOTA DEL AÑO 2013: En el año 2000, José María Aznar consiguió la mayoría absoluta. Wyoming se equivocó en su predicción. Aunque al final sí han sido muchos los españoles que han tenido que exiliarse).

A: Pero, ¿quién se presentaría: el Gran Wyoming, el médico o el personaje que sale justo antes del programa?

W: Pues yo presentaría tres, los tres primeros de la lista y cobraría por tres conceptos. Ocuparía tres escaños y así te puedes tumbar, porque ahora se quedan dormidos sentados. Así sería todo más sencillo. Y así yo tendría dos Vicepresidencias y dos Secretarías de Gobierno.

A: ¿Y el Ministerio de Cultura?

W: Pues no sé a quién dárselo, francamente. Pablo Carbonell probablemente sería el más adecuado.

A: ¿De qué color sería su cuaderno?

W: Sin cuadernitos. A voz en grito y sin intrigas, porque luego claro, a qué lleva esto; están todos haciéndose los graciosillos, acuden a cócteles y sonríen, pero diciendo “este cabrón me ha quitado un Ministerio” y esto crea una especie de sensación extraña de inestabilidad y desequilibrio entre la supuesta armonía, y no es lo mío.

A: Y tras las gafas del programa, ¿cómo se ve el presente y el futuro? ¿muy negro?

W: No, se ve bien. Nosotros lo que pasa es que no podemos alterar el curso de la historia y nos conformamos. Ahora, en la medida que podemos, contamos las cosas, pero es difícil, pues claro, nos limitamos a poner lo que la gente nos cuenta y cada uno cuenta lo que quiere y al final te quedas como estabas.

A: ¿Qué hay que hacer para tener éxito: tener un traje negro o un bigote negro?

W: El físico es muy importante. A mí el físico me ha abierto todas las alcobas de España y he entrado en algunas. En todas evidentemente no, porque no puedo responder a la expectativa que genero. Entonces hay personas que se tienen que conformar con la fantasía.

A: ¿Y por qué no se presenta a Mister España?

W: No me gusta tener todos los títulos porque la gente luego te mira mal. Yo creo que el equilibrio está en no ser envidioso y tampoco ser envididado, que la gente te sitúe en tu justo lugar. Es decir, el Papa no quiere jugar la liga de fútbol, dice “ya soy Papa, ya tenemos bastante”. Una ubicación concreta yo creo que es suficiente y acaparar varios títulos genera una especie de ansiedad.

A: A propósito de Papa, ahora se está hablando de su posible sustitución. ¿Podríamos pensar también en la cabeza del Gran Wyoming para ese puesto?

W: Yo ahí cedería más al Reverendo. Sería un Papa extraordinario. Además, ya ha pasado por muchas experiencias y podría ser un buen consejero para la juventud.

A: Y la sede católica, ¿no podría pasar del Vaticano al estudio de CQC, con Juanjo de la Iglesia, el Reverendo...?

W: Realmente tenemos un núcleo espiritual muy sólido, pero no queremos trabajar en ese camino porque como vamos de uniforme, si además planteamos una historia moral que lo sustenta, pues enseguida se convertiría esto en una secta. Una secta que como ves, a veces tiene unos resultados, como en Uganda, tristes. Porque la primera tentación de la secta, una vez que la gente entra en el dogma que le planteas y lo aislan de su entorno, se convierten en un marco en el que es muy sencillo dominar, es muy sencillo doblegar. Claro, la primera tentación cuando tienes a la gente totalmente sometida es “dame todo lo que tienes y sígueme” y luego tú te escapas.

A: ¿Pero Wyoming es un gurú?

W: No, no. Prefiero, más que un showman... soy un arquetipo. Un arquetipo desde el punto de vista físico. Prefiero ser eso, como un hombre de calendario de camión.
 ---



Doce años después, el Gran Wyoming dio un discurso en Alcalá de Henares donde demuestra que realmente podría presentarse a las elecciones. Sin desperdicio. 

viernes, 1 de marzo de 2013

EMIGRANTES EN NORUEGA: ¿HACEMOS UN LIBRO?

Hola, soy David Fergar, como decía aquel actor de los Simpsons: quizás me conoceréis de programas como “Salvados” o “Españoles por el mundo”.  Después de mi participación en estos dos programas, los mensajes recibidos han sido muy variados. Por mi parte, en general, muy positivos, pero no así respecto a los episodios en concreto. Soy muy activo en Facebook y ahí he podido seguir las opiniones de la gente sobre estos dos programas, así como el de “21 días buscando trabajo en Noruega”. Muchos han criticado la visión sesgada de la realidad que ofrecen estos programas. Y es posible que sea cierto. Unos por una visión demasiado positiva del país y otros por sólo mostrar las vísceras. No hay que olvidar que, antes de nada, un programa de televisión no deja de ser un show que busca audiencia y no se presentan como documentales puros y duros, aunque es posible que Salvados sea el que tiene más vocación informativa. “Españoles por el mundo” no deja de ser un reportaje de viajes y “21 días” un bodrio sensacionalista.
Además, está el límite del tiempo. Todos duran unos 50 minutos y en ese espacio da para lo que da. Es decir, media docena de entrevistas y media docena de opiniones. Que algunas personas se tomen como una verdad absoluta lo que 6 personas dicen, es problema suyo, pero para muchos es la única información que tienen sobre el tema en concreto.
Así, se me ha ocurrido una idea, especialmente a partir del mail que me envió un chaval español que está trabajando en Oslo que está contento y satisfecho y tenía ganas de compartir su idea con todo el mundo. Un libro no tiene la limitación que pueda tener la televisión y me ha parecido que para muchos podría ser interesante tener una visión más amplia de lo que es la emigración a Noruega. Una forma de compilar el caos de comentarios en Facebook y presentarlos de una forma ordenada y útil. Mi idea es hacer una serie de entrevistas, a cuantas más personas mejor, de emigrantes que estén o hayan estado viviendo en Noruega. Sean del país que sean, pero que hablen español. Lo más lógico será que lo que más haya sean los españoles que han llegado últimamente debido a la crisis, pero también puede ser interesante la visión de la persona que lleva varios años y que tenga buenos consejos para los recién llegados. También puede haber espacio para, por ejemplo, un emigrante latinoamericano que pasó por España pero las circunstancias le llevaron a Noruega.  O quizás un rumano que pueda explicar la diferencia de trato entre un rumano y un español. Y otras ideas que os puedan parecer de interés.  Quiero historias positivas y otras que quizás no lo sean tanto, pero de las que se puede aprender.
 
El formato sería tipo entrevista, a lo que yo daría luego un toque más “literario”. Lo ideal serían entrevistas delante de un café o una cerveza en un local de Oslo, pero para no cerrar puertas, podrían hacerse vía Skype (o teléfono o mail en el peor de los casos) para personas que no tengan la opción de acercarse a Oslo o a Drammen.
Yo creo que este libro podría ser interesante no sólo porque siempre gusta leer historias humanas, y de ahí el éxito de todos estos programas de televisión, sino porque seguro que sería de ayuda para mucha gente. Conocer experiencias, consejos, buenas y malas historias...
Antes de empezar a desarrollar esta idea, necesitaría saber si los lectores piensan que es algo interesante o soy sólo yo al que me ha dado un apretón, y además saber cuánta gente estaría dispuesta a colaborar. ¿Quizás tú o alguien que conozcas? Por eso me gustaría que me enviarais un e-mail a davidfergar@gmail.com por si os parece interesante y con un resumen de dos líneas de tu historia o la historia que conoces.
Por otra parte, también tengo que ver si existe alguna editorial que pudiera estar interesada en la idea, aunque en la era de Internet en la que vivimos y con la posibilidad de los libros electrónicos, tampoco debería ser ningún problema.
Bueno, ¿qué me decís? Espero respuestas. Y si no respondéis, seguiré insistiendo J

lunes, 18 de febrero de 2013

El copago en Noruega. Precios de las consultas al médico.

Todos los sistemas sanitarios son discutibles, aunque no hay duda de que algunos son mejores que otros. A pesar de la tremenda crisis de España, no son pocas las voces que hablan de las bonanzas del sistema de sanidad pública, gratuita y universal. Así lo quiso mostrar el programa “Salvados”, hace unos días en su capítulo “De paciente a cliente”.
 
El tan afamado copago que se está planteando instaurar en España, existe ya en Noruega. Y la verdad es que Noruega tendrá muchas cosas buenas, una posición altísima en los rankings de calidad de vida, pero su sistema sanitario no es envidiable ni un ejemplo a seguir. No hablo con datos en la mano, pero sí por experiencia propia, comentarios de conocidos y, sin ir más lejos, por mi propia esposa, que trabaja en el sector y reconoce las múltiples carencias.

El copago en Noruega funciona de forma que por cada consulta al médico, cada análisis, cada prueba, tienes que abonar una parte. Y una cantidad que no es pequeña. Una suma que a muchos seguro les hace replantearse la visita y preguntarse a sí mismos si están realmente enfermos. Ésta es la parte negativa. La positiva llega con la “frikort”. Se consigue cuando tus aportaciones de copago han alcanzado las 2.040 coronas dentro del mismo año.
Es decir, en general es para enfermedades crónicas. Personas que visitan al doctor a menudo. Ésta es la cantidad en 2013, equivalente a 275 euros. En Noruega esta cantidad no es excesiva y perfectamente asumible para, no sé si la totalidad, pero sí al menos la gran mayoría de las familias del país. Aunque hay que destacar que es personal y no familiar (de esto no tengo enlaces, pero lo sé por experiencia propia).

Yo recuerdo mis primeras visitas al médico a mi llegada a Noruega como una muy mala experiencia. Cada vez que iba a una consulta con fiebre, cruzaba los dedos para que los resultados de los análisis dijeran que tenía una infección que requería antibióticos, para poder decir que la visita había merecido la pena. Para que alguien me dijera que lo que tenía se curaba con dos días de cama y una semana de paracetamol me podía haber quedado en casa y ahorrarme los 30 euros de la consulta. Una vez que mi economía es ahora más desahogada, no me duele tanto el pagar esas cantidades, pero siempre escuece. He de reconocer que es un sistema peligroso. Estoy seguro que son muchos los que no van por ahorrarse ese dinero. Y así, una pequeña infección puede convertirse en grave, una luxación de tobillo en rotura.

Las dos fotos adjuntas las he hecho hoy en el centro de salud de Lier. Incluyen los precios de las consultas al médico y los análisis en el laboratorio. Aquí incluyo una traducción aproximada de su contenido. Espero que os sirva de orientación.

TARIFAS DEL MÉDICO

Copagos incluidos en la base de la “frikort”
Precio en euros €
Consulta al médico de cabecera por el día / por la noche, urgencias.
18,33 / 30,87
Visita del médico a domicilio por el día / por la noche
24,27 / 39,77
Extra por médico especialista en consulta o visita domiciliaria
6
Consulta simple, consejo...
6
Consulta simple por teléfono o carta que conlleva receta o especialista
6,33
Extra por análisis de sangre u otras pruebas
6,33
Control de hemoglobina, toma de tensión o muestras al microscopio.
6,33

TARIFAS DEL LABORATORIO

Servicio prestado
Precio ordinario en €
Con “frikort”
Análisis de sangre/orina/envío de muestras
12
0
Limpieza de oídos
18
0
Inyecciones
6
0
Curas de heridas simple/media/grande
De 30 a 66 euros
De 11 a 42 €
Eliminación de suturas (con/sin limpieza de herida)
De 18 a 36 euros
De 0 a 11 €
.....