martes, 23 de septiembre de 2008

¿Qué es noticia?

Si eres seguidor de este blog, sabrás que soy corresponsal-colaborador de Radio Nacional de España en Noruega. Y si has viajado un poquito a este país, sabrás que no produce mucha información de interés en España. Tengo ganas de enviar noticias, pero siempre me pregunto: ¿Y qué mando? Me leo los periódicos noruegos, la mayoría de un sensacionalismo insultante y no da para mucho. Si la noticia no es muy importante, no interesa en España, y si es importante, probablemente llegue a la redacción vía agencia antes de que yo lo sepa. Los medios de un periodista freelance no son excesivos, simplemente una adicción a Internet, las alertas de Google y las suscripciones RSS. Lo que suele ser noticia es la familia real. "La Metemari" (Mette-Marit) está a todas horas en las revistas. Cada semana es portada de las principales revistas del corazón noruega. En las alertas del Google me llega que la revista Hola suele publicar mucho sobre esta buena mujer. Pero claro, para RNE como que no me pega. La cosa está de capa caída, pero pronto llegan los Nobel y eso lo arreglará todo. Además, soitu.es da mucha libertad para escribir casi de lo que uno quiera. Si quieres opinar, responde a esta pregunta en comentarios: Para ti, ¿qué es noticia? ¿qué te gustaría leer/ver/escuchar en las noticias?
Aquí añado la última noticia que he enviado hoy a RNE, la condena al asesino de un médico español el pasado año.
Como siempre, tan sólo malas noticias. Menos mal que tenemos el Nobel.
(Por cierto, entenderéis que la foto de Metemari es mucho más divertida que la del pobre doctor asesinado).
18 años de prisión es la condena por el homicidio de Joaquín Leal Bermúdez, el médico español que fue asesinado en enero de 2007 en Oslo a golpes y patadas. La pena impuesta, que se dio a conocer ayer tarde, es una de las más graves del sistema noruego, y permite la prorroga indefinida cada cinco años tras cumplir la condena inicial, y se aplica ante el riesgo de fuga o reincidencia, lo que de hecho lo convierte en prisión indefinida con posibilidad de cadena perpetua. El homicida era amigo y pareja del doctor sevillano, y aunque alegó trastorno esquizofrénico, el tribunal ha denegado que se le considere enfermo mental, ya que actuó con premeditación. Además, el condenado deberá pagar 51.000 euros a la familia de Leal Bermúdez.
Fuentes de información: Dagbladet y Efe

domingo, 21 de septiembre de 2008

Primer artículo publicado en Soitu.es-Munch

Este texto corresponde al primer artículo publicado en la web Soitu.es, dentro de la sección vida urbana, en Oslo.
Enlace
Texto: "El Museo Munch: cómo pasar de ser una guardería a un búnker"
OSLO (NORUEGA).- Eso es el museo Munch. Una sala de exposiciones donde grandes y pequeños podían entrar y salir, así como Pedro pasea por su casa, que ha sido reconvertido en el fortín del arte de Eduard Munch, el pintor noruego más reconocido internacionalmente, tras el robo de dos de las joyas más emblemáticas, El Grito y La Madonna.
tuei (flickr)

Nuevas medidas de seguridad

Las dos pinturas más populares del autor fueron robadas en agosto de 2004 y recuperadas dos años después. Tras un delicado proceso de restauración, que no ha logrado reparar del todo los daños producidos en los lienzos, se exhiben de nuevo al público. Pero quien quiera ver la obra en el museo Munch debe darse prisa, porque el 26 de septiembre cierra sus puertas para mudarse a una nueva y moderna ubicación, junto a la nueva Ópera de Oslo, orgullo de la ciudad. La nueva sede no abrirá hasta el mes de diciembre. Sin embargo, el museo presentará una exposición en su actual ubicación a partir del 10 de octubre con las obras del joven Munch, hasta 1892, un año antes de la creación de su obra maestra.

Pero lo que mucha gente aún no sabe, es que de El Grito no hay sólo una copia. Hay hasta cuatro originales. Uno lo posee un coleccionista privado, otro es el recuperado del museo Munch, un tercero que pertenece a la misma sala y un cuarto en la Galería Nacional. Y lo que más interesará al turista extranjero es que este museo es gratuito y localizado en el mismo centro de Oslo. Hay muchas personas a la que los museos no les atraen especialmente, pero sienten la necesidad de observar iconos como La Gioconda, El Guernica o El Grito. Y esta gente viene a Oslo a ver la ciudad y El Grito. Cogen el metro para recorrer los dos kilómetros que separan el museo de la calle Karl Johan (la más importante y corazón de la capital escandinava) y pagan las 75 coronas (casi 10 euros) de la entrada del Museo Munch. Sin saber que en pleno centro, en el Museo Nacional, se habrían ahorrado ese dinero y satisfecha su sed artística. No sólo eso. La pieza expuesta en esta sala se ha llevado el honor de ser considerada la más antigua de las cuatro creadas, es decir, el auténtico original. Ambos museos tenían una disputa en este sentido, hasta que los trabajos de restauración de la última obra robada sacaron a la luz que esta no era tan vieja como se creía. La obra de la Galería Nacional es del año 1893 y la del museo Munch ha sido finalmente datada en 1910. No obstante, una visita completa a ambos museos merece realmente la pena. Uno se hace más amante de la pintura ante obras del calibre del que ofrecen estas dos galerías.

"Gracias por la falta de seguridad"

El Grito es «ese oscuro objeto de deseo» que se ha convertido en la atracción y el reto del hampa noruega. Ya ha sido en dos ocasiones objeto de robo y posterior recuperación por la policía. Pero no la misma pieza. En 1994 fue hurtada la obra colgada de la Galería Nacional. Los ladrones dejaron una nota tras de sí que ponía «gracias por la falta de seguridad». Pero ya no lo tendrán tan fácil. Si la última vez los ladrones entraron tranquilamente al museo Munch a punta de pistola y salieron con los dos óleos bajo el brazo, ahora necesitarán algo más de pericia. El museo se ha reforzado con fuertes medidas antirrobo. Todos deben pasar por detector de metales y dejar sus bolsos y mochilas en taquillas, y al igual que la Gioconda en París, ahora las obras se esconden tras una vitrina de varios milímetros de grosor. Más que una vitrina, un sarcófago. Y no sé si fue impresión mía, pero creo que los vigilantes de seguridad parecen mucho más cabreados. Este caso puso en evidencia a la seguridad noruega y no quieren que se vuelvan a reír de ellos. Un robo en 1994, otro en 2004… ¿Deberán estar atentos el 2014?

lunes, 15 de septiembre de 2008

Vida y muerte en Geilo

El título quizá cree más expectativas de las que voy a ofrecer, pero me gusta enganchar al lector con un buen titular. Tengo ese puntito sensacionalista. Otras opciones eran "Cosas que hacer en un lugar muerto", versión propio de la película "Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto". Pero al grano. Este fin de semana he estado en un seminario de profesores en Geilo (pronunciado Yailo), un popular centro de esquí en las montañas del centro de Noruega. Y no, aunque en noruega haga frío, en septiembre aún no hay nieve. Al menos no en Geilo. ¿Y qué es una estación de esquí sin nieve? ¿No es la más clara definición de un lugar muerto? No para un noruego. Después de tres años en Noruega sigo siendo un urbanita y no le saco todo el provecho que tiene a esta maravillosa naturaleza. Confesar que he estado tres días en la montaña, y no he salido del hotel. Seminario, bar y bolera. Bueno, media horita de paseo sí dí. No es para estar orgulloso, pero lo de levantarme a las siete para subir a la montaña no va conmigo. Geilo tiene muchas opciones para los que les gusten estas cosas: Paseos por el monte, con telesilla para subir a la cima, pesca, caza, paseos a caballo... ¿Llegará el día en que le encuentre la gracia a estar dos horas con la caña tirada en el agua y sin ni siquiera poder tomar una cerveza? (Porque aquí ya con eso, si coges el coche, por lo menos te la cortan) Todo este post vino al hilo de una conversación con una sueca muy "divertida". La erudita de ella habla sueco, noruego, latín, francés e italiano. Y vaya, le fallaba el español. Me tocó a su lado en la mesa y dio por hecho que mi nivel de italiano es casi el de un romano. Y dando la brasa en la cena toda la noche. Y yo asintiendo. Cuando creía haber entendido algo, respondía en español y me daba cuenta que ella tampoco me entendía un carajo. Así que digo: no tengo ganas, pero me voy a fumar un cigarro. ¿Y qué pasó? Que preguntó si me podía acompañar. Jodó. Salimos a la terraza, que por cierto tenía unas vistas al anochecer fabulosas. Y dice: "¿No es esto la vida? ¿No es maravilloso? Yo no necesito nada más." Y yo pienso: "Pues no. ¿Acaso no es esto la muerte? No se define la muerte como el sitio en que no se encuentra un restaurante, un cine o un buen bar de tapas?". Noruega es precioso, sí. Pero hasta los fiordos cansan. Estos nórdicos son así. ¿Quién quiere tener un vaso de un buen Ribera cuando puede disfrutar de un paseo por el campo? Pues yo.
A pesar de estas críticas (siempre exageradas para dar más colorcillo al blog, claro) ha sido un fin de semana fantástico. Después de tomarme tres paracetamoles para sobrellevar las charlas sufridas en noruego con acento finés, sueco con acento sueco e intentos de español con varios acentos nórdicos, da tiempo para pasarlo bien con los compañeros. Nada mejor que un buen seminario. Ganar al jefe a los bolos con una jarra de cerveza que él ha pagado se agradece. Y los músicos de hotel no son tan malos como aparentan cuando se está en buena compañía. Yo creo que mi relación amor-odio con Noruega durará toda la vida. ¿Pero acaso no son todas las relaciones así?

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Corresponsal urbano de Soitu.es

La creación de este blog ha sido lo mejor que he hecho en los tres años que llevo en Noruega. Primero fue sólo un incentivo para empezar a escribir, pero de ahí me llevó a escribir una colaboración del lector al suplemento de viajes de El Mundo. Los lectores de este reportaje elevaron mis visitas a más de mil, lo cual agradezco muchísimo, y esto me sirvió como carta de presentación a Soitu.es, el nuevo periódico digital. Me han aceptado la colaboración como Corresponsal urbano desde Oslo, y ahí me podréis leer espero que un par de veces al mes. De momento aún no he enviado nada, estoy trabajando en ello. Pero podéis ver mi tarjeta de presentacién en este enlace
http://www.soitu.es/soitu/html/vidaurbana/corresponsales.html
Hay que bajar hasta encontrar Oslo. Vereis a un tío feo que quizás alguna vez se haya cruzado en vuestro camino ;) Espero poder escribir cositas interesantes y que las comentéis mucho. Y siento otra vez una entrada con autobombo, prometo meter pronto un post con más contenido.