jueves, 28 de mayo de 2009

El hombre intoxicado sale del coma

Esta es la crónica que mandé ayer a RNE.

Noruega y Suecia dejan de comercializar un vino español

El abogado Noruego que entró en coma el pasado sábado tras beber vino blanco San Valentín, de la conocida marca española Torres, se recupera favorablemente y su vida ya no corre peligro. Los monopolios de venta de licores en Noruega y Suecia han detenido la venta de las botellas de la cosecha de 2005, con la que el hombre se intoxicó. Por su parte, Bodegas Miguel Torres se ha puesto en contacto con Radio Nacional para comunicar que, tan sólo como medida de precaución, también se retira el producto del mercado español. La empresa afirma que en los tres años desde que salió a la venta esta cosecha, no ha habido ninguna reclamación y garantizan la calidad de las botellas en todas las fases del proceso de embotellado. Aún no está claro dónde se adquirió la botella con la que el hombre se intoxicó ni su contenido, pero la policía sospecha que contiene cianuro de potasio, altamente tóxico La Policía teme que este hecho esté relacionado con otro similar ocurrido en la Navidad del 2007, donde se halló una partida de vino en el sistema sueco al que se le había añadido cianuro. Tampoco se descarta la posibilidad de un ataque directo al abogado intoxicado.


No tengo el audio porque no sé cuando se emitió, creo que a las 15.30. La última hora dice que la Policía investiga 4 agujeros del tapón por los que se podía haber introducido el veneno. En mi opinión, esta es la teoría más razonable, que algún loco o desalmado haya perdido 5 minutos de su vida en tratar de eliminar la de otra persona...y otra empresa, porque Torres, de la cual no se duda su salubridad, y por cierto, calidad de sus vinos, puede sufrir mucho por esta mala publicidad de la que para nada son responsables.

martes, 26 de mayo de 2009

Una persona en coma tras beber vino español

Hoy, a las 10.00 horas, se ha emitido la última noticia que he enviado a RNE.


Texto de la noticia

Un hombre de 59 años se encuentra en coma en el sur de Noruega tras probar una copa del vino blanco español San Valentín, de la empresa Torres, uno de los mayores importadores en la zona. A pesar de que la botella no fue adquirida en Noruega, el Monopolio del vino en el país ha detenido la venta de este producto y lo cambiará a todo el que lo solicite. Aún no se ha constatado, pero parece ser que el frasco, de la cosecha del 2005, fue adquirido en Suecia. En este país, por el contrario, no se ha detenido su comercialización. El hombre cayó al suelo al poco tiempo de beber lo que se creía era vino, pero la esposa llevó la botella al hospital y un médico comprobó un fuerte olor a químicos.La Policía ha enviado el líquido a analizar, pero los resultados no se sabrán hasta dentro de una o dos semanas, aunque se sospecha que alguien haya podido añadir veneno al vino. La propia empresa se ha mostrado sorprendida por los hechos.


lunes, 18 de mayo de 2009

Orgasmo de patriotismo

La verdad es que la celebración del día nacional de Noruega es lo más antierótico que se pueda imaginar, pero me hacía falta un titular que enganche, y además más de uno llegó al éxtasis cuando el violinista ganó eurovisión recién entrado el 17 de mayo.
La fiesta nacional comenzó con el deporte nacional, la religión nacional: Eurovisión, que en Noruega se llama Melody Grand Prix. Aún no he conseguido el por qué de este renombre. Como prueba de la importancia de este evento, puedo contar que en la pasada cena de Navidad con los compañeros de trabajo, a la jefa se le ocurrió amenizar la velada con un concurso de preguntas sobre los últimos 50 años de Eurovisión (fiestón). Lo espeluznante no fue esta ocurrencia, sino que todos respondieron correctamente casi todas las preguntas.
Lo cierto es que las dos últimas ediciones de Eurovisión han tenido su atractivo viviéndolo en Noruega. La fiesta del Chiki-chiki fue inigualable, pero la que ha provocado Alexander Rybak le está a la zaga, a su estilo. La verdad es que la canción mola. Aún no he conocido a nadie que no le guste ¿y a tí? En Noruega alguno llevó la celebración al máximo y se paseó por el centro de Oslo cantando el "im in love, with a fairytale" tal y como Dios le trajo al mundo.
La preocupación ya ha llegado a Noruega, pues tras la alegría de la próxima celebración del evento en Noruega, llega la preocupación de que la final de la Champion en 2010, que será en el madrileño Bernabeu, será el mismo día, el 22 de mayo. (Ver noticia en noruego)
Alexander Rybak, "Fairytale"

Eurovision 2009, Noruega
Y llegó la gran fiesta, el 17 de mayo, día de la constitución, fiesta nacional. Fiesta, fiesta... celebración digamos. Como ejemplo, me ha marcado lo que ví hace unos días en VG, el mayor periódico de Noruega. A dos páginas, todo color y grandes fotos: "VG te ayuda a disfrutar al máximo del 17 de mayo, elige el mejor helado". Y es que uno de los puntos álgidos de esta fiesta es que los niños, y los no tan niños, pueden comer todos los helados que quieran. ¡Fiestón!
Este año, yo lo he celebrado en el pueblo donde vivo, Solbergelva, y por eso las fotos que adjunto no tienen demasiado ambiente. Oslo se pone a rebosar de gente. Pero esta celebración tiene su encanto. Desfile, musiquita de orquesta tocando el Fairytale, todos trajeados y juegos para los niños. Luego, barbacoa con la familia. Está bien, la verdad, pero se echa de menos algo más de música y baile que recuerde un poco más que estamos de fiesta. Pero de donde no hay no se puede sacar. Es lo que les falta a los noruegos, un buen baile. De todas formas, yo este año lo he disfrutado. Un tiempo magnífico y mi hijo lo ha pasado genial. No me hace falta más. En un mes estaré en Madrid. Allí no creo que escuche a Alexander Rybak.
Fotos del desfile del 17 de mayo de 2009

Solbergelva (Noruega)

miércoles, 13 de mayo de 2009

Un año de blog. Gracias a todos

Miro los archivos de mi blog y, ¿qué me encuentro? 14 de mayo de 2008, primer post. Un año ya. Cómo pasa el tiempo, como se dice en estos casos. Rompiendo mi propia norma, este post no va a tener nada de informativo y sí de personal y de agradecimiento.
Este blog ha sido de lo mejor que he hecho en estos más de tres años que llevo en Noruega. Me ha devuelto las ganas de escribir.
Un total de 61 entradas publicadas, por lo que cumplo la media de una entrada por semana que me planteé. Aunque reconozco que algunas son mejores que otras. El ingenio no se mantiene 24/7, es decir, a todas horas. Por ejemplo, esta entrada no está en el grupo de las elegidas, pero era necesaria para mí.
Más de 11.000 visitas. Casi 1.000 al mes. 30 al día. Cierto es que muchas son mis propias visitas, pero no estoy tan chalado para visitar mi propia página 30 veces al día, por lo que son muchas las personas a las que tengo que dar las gracias. A todos los que leéis. Y sobre todo a todos los que hacéis comentarios. Había por ahí un "club de fans" que estuvo muy activo una temporada y ahora está muy tranquilo. En especial gracias a dos, María de Ibiza y Carlos F de Argentina, que no me fallan en sus comentarios y me animan a seguir aquí, para que todos los demás también leáis. Gracias a muchos Pacos. A Paco, mi padre, porque empecé esto pensando en que él sería el único que lo leería. Paco Cantalapiedra, amigo y periodista, por sus consejos y su blog, con una calidad y un estilo que me gusta seguir. Paco Forjas, con las mismas características y un blog, el del corresponsal de RNE en Jerusalén, que algún día me gustaría escribir, como corresponsal en algún lugar con marcha. Porque Noruega mola, pero... falta algo de vidilla, a decir verdad. Y a todos los que leéis y comentáis, porque si habéis llegado hasta aquí en este post, nada informativo, dudosamente interesante y probablemente empalagoso, significa que te gusta el blog, por lo que te animo a que publiques algún comentario. Sé que alguno ha tenido problemas para publicar comentarios, así que no está de más recordar cómo es: Al final del post pone 0 comentarios, 1 comentarios... Se pincha ahí y da la opción de publicar comentario. Si no se tiene ninguna cuenta de usuario que permita identificar al remitente, se puede publicar como Anónimo, pero como ya he dicho, agradezco que se firmen, ya sea con un nombre y ciudad o con una dirección de e-mail.
Y por último y quizás menos importante, gracias a todos los que pincháis en la publicidad, pues el fin de este blog no es hacer dinero, ni creo que nunca lo llegue hacer, ni me importa. Pero la verdad es que algo de alegría le da.
Prometo hacer post más interesantes que éste. Ahora toca disfruta del fin de semana del 17 de mayo, fiesta nacional noruega, de la que ya hablé el año pasado y daré algún dato más este. Pero primero Eurovisión, que en Noruega es como una religión, más aún este año, que parece que hay muchas opciones de ganar. Pues mucha suerte.

domingo, 10 de mayo de 2009

Russ: Graduados... y a veces, degradados

Ya se ha publicado mi último artículo en Soitu. Estoy especialmente contento con este artículo. Hablo de los Russ, los graduados noruegos, y me parece especialmente divertido. Siempre hablo de la buena edición que hacen en Soitu, pero esta vez alguien se coló, y me coló, valga la redundancia, un título muy raro. "Novatadas a la noruega", cuando el texto no va de eso, aunque yo use esa expresión. Pero la magia de Internet. Dí un toque y lo cambiaron. Me encanta Soitu. Es un medio joven, ameno, con libertad para escribir. Espero que les (nos) vaya muy bien. Últimamente están surgiendo muchos medios alternativos en Internet que son el futuro del periodismo: Soitu, 233 grados, Escolar.net (este es un blog privado muy popular)... Algún día les dedicaré un post, que hoy no toca. Como suelo hacer, pego aquí el texto original que yo envié, y quien se aburra, puede compararlo con la versión de Soitu. Leedlo hasta el final. Creo que merece la pena.
---

RUSS: GRADUADOS… Y A VECES DEGRADADOS

Por: David Fergar. Oslo

La imagen prejuiciada que tenemos en España del noruego, es la de una persona seria y trabajadora, que una vez al año viaja a Benidorm o a Ibiza para hacer todas las locuras que jamás haría en su tierra. Pero nos equivocamos. También pueden hacer esas cosas en su casa. Eso sí, para ello tienen que ser “Russ”. Mirando directamente en el diccionario, “russ” significa “graduado”, aquel que termina sus estudios medios obligatorios. Pero es mucho más. Si en la cultura católica, el Carnaval es la opción de disfrutar de todo de lo que uno va a abstenerse en Cuaresma, la etapa Russ es el momento de desfasar todo lo que no pudiste hacerlo antes y mucho más de lo que nunca lo harás. Una diferencia es fundamental en estos graduados respecto a otros países, y es que en Noruega acaban las enseñanzas medias un año más tarde, lo que significa que todos han cumplido los 18 años por estas fechas y eso supone las puertas abiertas al Vinmonopol, el monopolio del vino, único lugar donde comprar alcohol en Noruega, a excepción de la cerveza.

Russeknuter: novatadas a la noruega

A lo largo de los dos meses que dura la celebración, los graduados deben superar una serie de pruebas para conseguir unos lazos, “knuter”, que colocan en su gorro, a manera de marca de guerra. Dos palabras resumen la orientación principal de estas pruebas: Alcohol y sexo. Aunque las hay más variadas y divertidas. En general, no difieren mucho de las novatadas universitarias españolas, pero tienen algún punto distintivo que las hacen especiales.

Sólo a modo de ejemplo, yo he visto a una chica calzarse dos panes desmigados a modo de zueco, y atada a una correa de perro tirada por otra “russ”. Obligatorio es bañarse en uno de los múltiples fiordos a primeros de abril, cuando todavía queda hielo sobre la superficie de muchos de ellos. Típico es también el paseo a gatas desde el Parlamento Noruego hasta el Palacio Real. Hay cerca de un kilómetro entre ambos emblemáticos edificios y eso hace que más de uno llegue con manos y rodillas sangrantes. No tan doloroso, si hay suerte, es el reto de pegarle un beso a un policía en servicio. Y es que los besos y lo que no son besos son las principales pruebas. En este enlace, se pueden ver hasta 100 de estos retos, de las que tan sólo traduzco un par: 4.- Beber una caja de cervezas en una cabina de teléfonos en dos horas y sin orinar. 7.- Tener sexo en el bosque con otro russ. 14.- Enrollarse durante 20 segundos con otro “russ” del mismo sexo. 17.- Tener sexo con un “presidente russ”: los organizadores siempre quieren llevarse la mejor parte. 27.- Conseguir que 5 profesores te firmen en la ropa interior. Muchas de estas pruebas se llevan a cabo en las escuelas, y muchos son los que acuden a clase tan sólo en calzoncillos.

Hasta 100.000 € por un autobús

Los “russ” usan mucho dinero. Pero mucho. Lo más característico es la vestimenta, un pantalón ancho con tirantes, pero sin colocarse los mismos (eso es cutre). La mayoría usa el color rojo, si son de ciencias. Los de letras van de azul, los de formación profesional de negro y jardinería y similares de verde. Pero además, muchos llevan equipamiento completo. Todo con el logo Russ y el año de graduación: camiseta, jerséis, botas, calzoncillos, gafas, gorras, mochilas, silbatos, y todo merchandising imaginable.

Pero en lo que se va la mayor parte del presupuesto es el “russebil”, el coche russ. Que en muchos de los casos son autobuses. Se juntan hasta 20 de estos adolescentes, compran un viejo autobús y lo “tunean” hasta límites insospechados. Graffiti en el exterior, asientos tapizados y varias teles de plasma. Pero sobre todo vatios, muchos vatios. Llenan sus vehículos de música hasta un punto que resulta increíble que no se queden todos sordos. Estos autobuses pueden llegar a suponer un desembolso de hasta 100.000€, de los que algún patrocinador suele cubrir la mitad, pero la otra mitad la pagan los propios estudiantes. Hasta 3.000 euros por alumno, que han ahorrado escrupulosamente a lo largo de toda su educación para fundirlo en fiesta en tan solo mes y medio.

Tryvann: la fiesta de tu vida

Tryvann es en invierno un centro de esquí, situado a las afueras de Oslo, como ya contamos en Vida Urbana. Pero durante tres fines de semana de abril y mayo, se convierte en una de las mayores fiestas que se celebran en Noruega. Cerca de 10.000 estudiantes llegan de todas las puntas del país para desfasar juntos. Se conoce como “ditt livs party”, la fiesta de tu vida, y cumple bastante bien lo que promete.

Yo solicité pase de prensa para visitar el festival, y la primera sorpresa fue que me exigían estar tan solo media hora y acompañado de alguien de la organización. Alegaron que era “por mi propia seguridad”. Yo me pregunté qué peligro podían tener unos adolescentes de fiesta, pero una vez allí, vi que hordas de noruegos, y en especial noruegas, con hormonas a borbotones y alcohol a mansalva sí pueden tener su punto de riesgo. En realidad, el motivo por el que obligan a la prensa a ir acompañada por la organización, es porque en ediciones anteriores, un conocido productor de películas porno, se ha hecho pasar por “russ” o por periodista, para poder hacer grabaciones con contenido sexual de las bellas noruegas etílicas.

Una vez dentro llaman la atención los círculos montados con los “russebuss”. Absolutamente impresionante despliegue de medios audiovisuales que revientan cualquier oído y unos subwoofer que emiten unos graves que empujan a aquel que pese menos de 90 kilos. Cada uno de estos autobuses tiene su propio DJ, pero además acuden artistas de talla internacional. En esta edición, la cabeza del cartel es el rapero Xzibit, especialmente conocido por presentar el programa de la MTV, “Pimp my ride”, donde se transforman vehículos al estilo que a los “russ” les gusta, extremo.

En este video se puedo ver un buen ejemplo de lo que es Tryvann.

El saludo a Mette-Marit a cuatro patas

Las celebraciones Russ culminan el 17 de mayo, día de la fiesta nacional noruega. Durante toda la jornada anterior, los estudiantes han estado celebrando su traca final y yendo a despertar a sus profesores hasta su jardín. De una forma simpática si hay suerte, más desagradable si el maestro les ha suspendido. Esto supone que el 17 de mayo, a mediodía, cuando les toca desfilar enfrente del Palacio Real, y bajo la atenta mirada de toda la familia real, la imagen que se produce es surrealista. Una estirada Mette-Marit gira su mano derecha al viento y fuerza una sonrisa, mientras a sus pies se arrastran cientos de adolescentes borrachos agotados tras dos meses de fiesta. Dios salve a la reina.

Si quieres ver más fotos de “Tryvann: La fiesta de tu vida”, mira mi presentación en Flickr aquí.

Si tienes curiosidad por más detalles de la vida en Noruega, visita mi blog.