martes, 17 de mayo de 2011

17 de mayo, y lo pase bien

El 17 de mayo llega a su fin. Solo son las ocho de la tarde, pero aquí hace tiempo que la fiesta llegó a su fin.
Es la sexta o séptima vez que celebro aquí la fiesta nacional Noruega y la primera que puedo decir que realmente he disfrutado. Eso sólo puede significar que me estoy volviendo muy noruego, muy viejo o muy responsable. O lo que es mas probable, las tres cosas.
Hasta hace bien poco yo no podía decir nada bueno de una fiesta cuyo programa oficial empieza a las seis de la mañana y acaba a las cuatro de la tarde. Una fiesta cuyo máximo atractivo era ver a críos gritando "hip, hip, hurra" y agitando la banderita. Mis primeros 17 de mayo, aun rondando los 25 y sin hijos, los pase de resaca. Y puedo tener un vago grato recuerdo del 16 de mayo, pero no mucho de una fiesta a la que no veía ninguna gracia.
Pero las cosas cambian. Y las circunstancias también. Ahora siento a Noruega mas mía. Tengo dos hijos. Mi padre esta aquí de visita. Y hoy ha hecho un día magnifico. Lo he pasado bien.
NO TAN MADRUGADOR
El desfile de los niños solía empezar a las diez, pero este año, por suerte, lo retrasaron hasta las doce aquí en mi.... pueblo (iba a escribir ciudad, pero el que se atreva a llamar ciudad a Solbergelva es que no ha viajado mucho). Después de un buen desayuno con queso marrón, que no puede faltar en la mesa noruega, acudimos al desfile. Antes de incorporarnos, escuchamos tocar a Michael Jackson a ritmo de banda infantil, mientras los niños gritaban y algunos cantaban el himno nacional. Luego fue un agradable paseo, charlando con vecinos y otros padres de la guardería. Al llegar al destino, no faltó el típico pølse noruego (la salchicha).
Después, visita a las ferias. Y disfruté como un enano junto con mi hijo en unos coches de choque y un "látigo" que he descubierto que ya no son de mi tamaño. Ni a lo largo, ni a lo ancho.
Ya en casa, seguí mejorando mi técnica en la parrilla para terminar con una estupenda tarta de tiramisú.
Yo se que a cualquier españolito medio, en especial si no ha llegado a la treintena, lo expuesto le parecerá cualquier cosa menos un buen plan. Pero a quién le importa. Yo lo pasé bien.




YouTube Video


-- Desde Mi iPhone, perdonen los errores :)

El #22M, ¡MÓJATE!

Yo siempre me he sentido... ¿cómo decirlo? ¿Progresista? Pero nunca me he encasillado con ningún partido político. Y mira que lo han intentado, tanto en mi época universitaria, donde algunos compañeros no podían entender que estuviera en moviemientos asociativos sin perteneer a un partido. Como mi madre, quien insistía que la mejor manera de labrarme un futuro era afiliarme (eso sí, el partido debería ser el PP o el PSOE, no importaba cuál, porque en algún momento gobernarían los dos).
Me considero más eso que algunos llaman "independiente", pero que, siendo sincero, se acerca más a "tocapelotas". Soy un provocador y todo el que me conozca, especialmente en Facebook, lo sabe. Me encanta tocar las narices. Provocar debates me apasiona, y discutir con el que está de acuerdo contigo es aburridísimo. Debería ser considerado deporte olímpico.  

Pero algo ha pasado en estas elecciones municipales. Todo empezó allá por el invierno de 2010, chateando con mi amigo cibernético Mariano Lozano, quien había criticado en su blog e insistido en Facebook, sobre lo lesivo para nuestros derechos el hecho de eliminar el derecho al voto en elecciones municipales a los expatriados. En aquel momento yo le dije "a mí plin, yo ya no vivo ahí y lo que me interesa es lo que ocurre en la ciudad en la que vivo ahora". Y sigue siendo cierto que hoy en día me afecta más el que mi hijo pueda acudir a la escuela de música en Drammen, que Valladolid vaya a tener puerto seco (que no sé qué carajo será), pero algo pasó al publicarse la lista de candidatos para las elecciones municipales de IU en Valladolid. Ahí estaban varios amigos míos de mi época pucelana. Muchos de ellos, como yo, sin ningún carnet de partido, pero con ganas de participar en los cambios y con la idea e ilusión de que las cosas se pueden hacer de otra manera. Con la convicción de que la gente, desde las asociaciones, los barrios o incluso la tasca, pueden mejorar la situación de la ciudad, sin la necesidad de que un acomodado le venga a prometer una piscina en el río o un tren invisible, que poco van a cambiar lo que ahora preocupa a la gente.

Hablé con mi amiga Carmencita, número 8 en las listas y me preguntó si me gustaría mandar un video mostrando mi apoyo a la candidatura, con el que harían un montaje con otros expatriados amiguetes de la coalición. Lo hice sin dudar. Y espero que sirva de algo. Haciendo el video me dí cuenta de que tenía que haber hecho caso a Mariano Lozano y luchar más por mi derecho a votar en mi Ayuntamiento. Porque ahora estoy en Noruega, pero también quiero soñar con un día volver a mi ciudad y encontrarme el Valladolid que quiero.
Este es el video, ¿qué os parece?



Pero yo sigo queriendo demostrar que no me caso con nadie, y puedo ser crítico con el video en el que participo. Yo lo envié de inmediato, sin saber que iba a ir en un reportaje llamado "Vota por mí", aunque ahora que soy consciente que yo no podré, me parece un eslogán apropiado. Pero, aún sabiendo que había que cortar porque eramos varios, no me han gustado mucho las frases elegidas que no son más que "me llamo David y vivo en Noruega" y "me gusta mucho el proyecto ilusionante de IU en Valladolid". Para mí era importante destacar que yo no tengo ningún carnet político y lo que me gusta es la apertura a los independientes, y por eso me pareció apropiado incluir el video completo que yo envié. Tampoco me gusta demasiado el final del video, con demasiados eslogans políticos, que me hacen sentir un poco raro al estar yo ahí metido. Pero bueno, es política, es campaña y yo sabía a lo que me estaba comprometiendo.



En definitiva. El 22 de mayo, vota lo que te de la gana, pero vota. Y si estás en Valladolid: ¡MÓJATE Y VOTA POR MÍ!

jueves, 5 de mayo de 2011

"Noruega, de luces y sombras", en Facebook

Yo creo, o quiero creer, que hay bastante gente ahí al otro lado. Empecé este blog sin grandes pretensiones, pero las estadísticas dicen que parece que a alguno de vosotros os gusta. Lo cual, como dijo aquel monarca, me llena de orgullo y satisfacción. Ni el tiempo ni mi creatividad me permiten escribir entradas todo lo habitualmente que quisiera (tengo por costumbre no escribir entradas que, en mi opinión, no pasen un mínimo de calidad. Al menos lo que yo considero por calidad. No me gusta simplemente rellenar), pero me gustaría ser un poco más activo. Y para ello, una gran herramienta es Facebook. Algunos lectores ya saben que hace tiempo cree la versión en Facebook de este blog: http://www.facebook.com/davidfergarennoruega
Hasta hace poco, no era más que para informar de nuevos post, pero quiero hacerlo más interactivo. Aquí publicaré enlaces sobre Noruega que considere interesantes, tanto para crear un post como tan sólo para debatir sobre él. También está abierto a todo aquel que quiera compartir enlaces, fotos, videos... Pero sobre todo, comentarios y opinión. Puede ser un foro para admirar lo maravillosa que es Noruga o criticar lo aburrida que puede llegar a ser, o tan sólo vuestras propuestas para próximas entradas.
Si has llegado leyendo hasta aquí, es que, al menos mínimamente, te interesa mi blog, así que te invito a que pinches en el "me gusta" o "i like" en su caso para poder hacer de este blog una herramienta viva.
Muchas gracias.