domingo, 21 de octubre de 2012

Andalusian Conspiracy: música noruega en andalú

A mí no me cabe ninguna duda que la mejor mezcla entre Noruega y España son mis dos hijos. Pero hay otros muchos que lo intentan y consiguen esa perfecta fusión. Así lo han hecho el grupo "Andalusian Conspiracy". Una nueva banda asentada en Oslo y formada por tres noruegos y un sevillano, Victor Sánchez Barrera. Uno no puede dejar de pensar en grupos como A-Ha cuando escucha la melodía, y quizás algo tenga que ver que han compartido productor. Sin embargo, cuando entra la voz gitana de Víctor, uno tiene que mirar más para el sur. La mezcla no queda ahí. Si vemos su web, queda claro que es difícil ponerles una etiqueta. "Sonidos andaluces, junto con toques electrónicos, pop, rock, soul y folk noruego", ahí es ná.
Acaban de publicar su primer album, "La revolución será tuiteada", y han tenido la valentía nada menos que de hacerlo con su propio sello, "Conjura records". Creo que este es un sello, valga la redundancia, del propio grupo, una revolución. Una revolución en la fusión de músicas y una revolución social. Ninguna multinacional les va a decir que en Oslo queda raro llamar a un bajista "quillo". Y la revolución también está en sus textos, partiendo por el tema que da título al album. "La revolución no será televisada, será tuitada", gritan desde sus megáfonos, para recordarnos que ya poco podemos creernos de lo que nos muestran los grandes medios de comunicación, pero queda la esperanza que las nuevas redes sociales hagan llegar a todos la verdad. Y la verdad es que estamos bastante jodidos.
En su primer singel, "Señor policía", el que está jodido es el personaje de la canción, un pobre mendigo que le pide al señor policía y a los señores mandatarios que no le lleven al calabozo por pedir, ya que sólo lo hace para dar de comer a sus hijos. Este es el primer singel en Noruega y está muy de actualidad, ya que el aumento de mendigos en Oslo, especialmente provenientes de Rumanía, está creando un gran debate social.
El singel elegido en España es "Vanidad", y no sé si seré yo el mal pensado, pero creo que también lleva un poco de mala leche. "La gente te envidia. Ay, si supieran que no eres feliz".  Los noruegos envidian el sol español, pero tendrían que tener una charleta con los paisanos del lugar que visitan de la Costa del Sol.
CONCIERTOS
"Andalusian Conspiracy" ya está en la carretera y empezará presentando su álbum en las capitales de los dos países que "representan". Este miércoles, 24 de octubre, a las 22.00h, estarán en la popular y madrileña Sala Sol, además de un concierto acústico para Radio 3 de RNE, que se emitirá el domingo 28 de octubre. El viernes 26 vendrán a Oslo, en la sala Cosmopolite, a las 21.00. Aquí espero poder estar yo, así que allí nos vemos para disfrutar de una noche noruega en andalú.
Web de Andalusian Conspiracy: http://andalusianconspiracy.com/


miércoles, 17 de octubre de 2012

Conversaciones Colombia-FARC

Estoy cubriendo las conversaciones entre el gobierno y las FARC para varios medios, entre ellos la Deutsche Welle. Lo haré también vía Tweeter (@davidfergar) y a la derecha del blog he incluido una aplicación que ofrece el diario colombiano El Espectador con las últimas noticias que publican sobre el tema.

viernes, 12 de octubre de 2012

MI OPINIÓN SOBRE EL NOBEL DE LA PAZ A LA UE

Como siempre, el Comité Nobel noruego da sus razonamientos para la entrega del Premio Nobel de la Paz. ¿Ayudó la UE a la paz entre Alemania y Francia tras las guerras mundiales? Sin duda, esta organización ha acercado a estos dos países hasta un punto que no sólo es inimaginable una guerra entre ellos, sino que son los dos mejores grandes colegas frente al resto de pobres de Europa. ¿Facilitó la UE la democratización de Grecia, España o Portugal? No se puede negar. En el caso de España, con escasa o nula experiencia democrática, el tener otras referencias y ser miembro de una organización de países democráticos agilizó el proceso. ¿Ayudó a la paz en Yugoslavia o Turquía? Aquí puede haber más discrepancias, pero hay que reconocer algunos logros.

Pero, si haces una encuesta hoy mismo en Europa y preguntas: “¿Quién se merece hoy más el premio Nobel: la UE o la Fundación Vicente Ferrer?”. Yo creo que la distribución en el porcentaje de respuestas sería abrumadora. Hoy en día no sólo la UE no ayuda a la paz, sino que su excesiva y casi única tendencia al capital, olvidando el lado humano, ha incrementado las tensiones entre los ciudadanos de la UE.  Como refleja el final de sus razonamientos, el Comité Nobel pretende influir en los dirigentes de la Unión para conseguir una UE con más valor en los Derechos Humanos.

Así lo lleva haciendo en los últimos años. Queriendo ser un elemento primordial en la política internacional. Obama no había quizás tenido tiempo para demostrar su valía al premio, pero el Comité Nobel quiso apretarle un poco por el lado humano. El galardón a Liu Xiabo es indiscutible, pero claras eran también las intenciones del comité de presionar al gobierno Chino.

Nada tiene de malo que el Comité Nobel intente cambiar el mundo hacia mejor. ¿Pero sabe lagente realmente qué o quién es el Comité Nobel noruego? No está compuesto, como lo pueda estar la Real Academia de la Lengua, por centenares de activistas por la paz o expertos en el Derecho Internacional. Es un comité de tan sólo cinco miembros, elegidos por el Parlamento noruego y que debe representar la variedad de ese parlamento. Esto quiere decir que es un grupo político que representa los intereses políticos noruegos. Esos intereses pueden ser buenos, sí, pero no me deja de resultar peligroso dejar tanto poder en manos de tan sólo un par de políticos retirados. En Noruega, las críticas ya han empezado a caer acusando a su presidente, Jagland, de usar los Nobel como su cortijo particular.

En definitiva, yo cambiaría los miembros del Comité nobel por una pluralidad sin intereses políticos. Y respecto al premio a la UE, quizás haya tenido méritos en el pasado, pero está claro que hoy la UE está lejos de ser un abanderado de la paz. Es tan sólo un monstruo que tiene al billete de 500 euros como su bandera, y que tiene mucho trabajo por delante si quiere que los desfavorecidos de la Unión algún día celebren este premio.