viernes, 12 de octubre de 2012

MI OPINIÓN SOBRE EL NOBEL DE LA PAZ A LA UE

Como siempre, el Comité Nobel noruego da sus razonamientos para la entrega del Premio Nobel de la Paz. ¿Ayudó la UE a la paz entre Alemania y Francia tras las guerras mundiales? Sin duda, esta organización ha acercado a estos dos países hasta un punto que no sólo es inimaginable una guerra entre ellos, sino que son los dos mejores grandes colegas frente al resto de pobres de Europa. ¿Facilitó la UE la democratización de Grecia, España o Portugal? No se puede negar. En el caso de España, con escasa o nula experiencia democrática, el tener otras referencias y ser miembro de una organización de países democráticos agilizó el proceso. ¿Ayudó a la paz en Yugoslavia o Turquía? Aquí puede haber más discrepancias, pero hay que reconocer algunos logros.

Pero, si haces una encuesta hoy mismo en Europa y preguntas: “¿Quién se merece hoy más el premio Nobel: la UE o la Fundación Vicente Ferrer?”. Yo creo que la distribución en el porcentaje de respuestas sería abrumadora. Hoy en día no sólo la UE no ayuda a la paz, sino que su excesiva y casi única tendencia al capital, olvidando el lado humano, ha incrementado las tensiones entre los ciudadanos de la UE.  Como refleja el final de sus razonamientos, el Comité Nobel pretende influir en los dirigentes de la Unión para conseguir una UE con más valor en los Derechos Humanos.

Así lo lleva haciendo en los últimos años. Queriendo ser un elemento primordial en la política internacional. Obama no había quizás tenido tiempo para demostrar su valía al premio, pero el Comité Nobel quiso apretarle un poco por el lado humano. El galardón a Liu Xiabo es indiscutible, pero claras eran también las intenciones del comité de presionar al gobierno Chino.

Nada tiene de malo que el Comité Nobel intente cambiar el mundo hacia mejor. ¿Pero sabe lagente realmente qué o quién es el Comité Nobel noruego? No está compuesto, como lo pueda estar la Real Academia de la Lengua, por centenares de activistas por la paz o expertos en el Derecho Internacional. Es un comité de tan sólo cinco miembros, elegidos por el Parlamento noruego y que debe representar la variedad de ese parlamento. Esto quiere decir que es un grupo político que representa los intereses políticos noruegos. Esos intereses pueden ser buenos, sí, pero no me deja de resultar peligroso dejar tanto poder en manos de tan sólo un par de políticos retirados. En Noruega, las críticas ya han empezado a caer acusando a su presidente, Jagland, de usar los Nobel como su cortijo particular.

En definitiva, yo cambiaría los miembros del Comité nobel por una pluralidad sin intereses políticos. Y respecto al premio a la UE, quizás haya tenido méritos en el pasado, pero está claro que hoy la UE está lejos de ser un abanderado de la paz. Es tan sólo un monstruo que tiene al billete de 500 euros como su bandera, y que tiene mucho trabajo por delante si quiere que los desfavorecidos de la Unión algún día celebren este premio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario