domingo, 10 de mayo de 2009

Russ: Graduados... y a veces, degradados

Ya se ha publicado mi último artículo en Soitu. Estoy especialmente contento con este artículo. Hablo de los Russ, los graduados noruegos, y me parece especialmente divertido. Siempre hablo de la buena edición que hacen en Soitu, pero esta vez alguien se coló, y me coló, valga la redundancia, un título muy raro. "Novatadas a la noruega", cuando el texto no va de eso, aunque yo use esa expresión. Pero la magia de Internet. Dí un toque y lo cambiaron. Me encanta Soitu. Es un medio joven, ameno, con libertad para escribir. Espero que les (nos) vaya muy bien. Últimamente están surgiendo muchos medios alternativos en Internet que son el futuro del periodismo: Soitu, 233 grados, Escolar.net (este es un blog privado muy popular)... Algún día les dedicaré un post, que hoy no toca. Como suelo hacer, pego aquí el texto original que yo envié, y quien se aburra, puede compararlo con la versión de Soitu. Leedlo hasta el final. Creo que merece la pena.
---

RUSS: GRADUADOS… Y A VECES DEGRADADOS

Por: David Fergar. Oslo

La imagen prejuiciada que tenemos en España del noruego, es la de una persona seria y trabajadora, que una vez al año viaja a Benidorm o a Ibiza para hacer todas las locuras que jamás haría en su tierra. Pero nos equivocamos. También pueden hacer esas cosas en su casa. Eso sí, para ello tienen que ser “Russ”. Mirando directamente en el diccionario, “russ” significa “graduado”, aquel que termina sus estudios medios obligatorios. Pero es mucho más. Si en la cultura católica, el Carnaval es la opción de disfrutar de todo de lo que uno va a abstenerse en Cuaresma, la etapa Russ es el momento de desfasar todo lo que no pudiste hacerlo antes y mucho más de lo que nunca lo harás. Una diferencia es fundamental en estos graduados respecto a otros países, y es que en Noruega acaban las enseñanzas medias un año más tarde, lo que significa que todos han cumplido los 18 años por estas fechas y eso supone las puertas abiertas al Vinmonopol, el monopolio del vino, único lugar donde comprar alcohol en Noruega, a excepción de la cerveza.

Russeknuter: novatadas a la noruega

A lo largo de los dos meses que dura la celebración, los graduados deben superar una serie de pruebas para conseguir unos lazos, “knuter”, que colocan en su gorro, a manera de marca de guerra. Dos palabras resumen la orientación principal de estas pruebas: Alcohol y sexo. Aunque las hay más variadas y divertidas. En general, no difieren mucho de las novatadas universitarias españolas, pero tienen algún punto distintivo que las hacen especiales.

Sólo a modo de ejemplo, yo he visto a una chica calzarse dos panes desmigados a modo de zueco, y atada a una correa de perro tirada por otra “russ”. Obligatorio es bañarse en uno de los múltiples fiordos a primeros de abril, cuando todavía queda hielo sobre la superficie de muchos de ellos. Típico es también el paseo a gatas desde el Parlamento Noruego hasta el Palacio Real. Hay cerca de un kilómetro entre ambos emblemáticos edificios y eso hace que más de uno llegue con manos y rodillas sangrantes. No tan doloroso, si hay suerte, es el reto de pegarle un beso a un policía en servicio. Y es que los besos y lo que no son besos son las principales pruebas. En este enlace, se pueden ver hasta 100 de estos retos, de las que tan sólo traduzco un par: 4.- Beber una caja de cervezas en una cabina de teléfonos en dos horas y sin orinar. 7.- Tener sexo en el bosque con otro russ. 14.- Enrollarse durante 20 segundos con otro “russ” del mismo sexo. 17.- Tener sexo con un “presidente russ”: los organizadores siempre quieren llevarse la mejor parte. 27.- Conseguir que 5 profesores te firmen en la ropa interior. Muchas de estas pruebas se llevan a cabo en las escuelas, y muchos son los que acuden a clase tan sólo en calzoncillos.

Hasta 100.000 € por un autobús

Los “russ” usan mucho dinero. Pero mucho. Lo más característico es la vestimenta, un pantalón ancho con tirantes, pero sin colocarse los mismos (eso es cutre). La mayoría usa el color rojo, si son de ciencias. Los de letras van de azul, los de formación profesional de negro y jardinería y similares de verde. Pero además, muchos llevan equipamiento completo. Todo con el logo Russ y el año de graduación: camiseta, jerséis, botas, calzoncillos, gafas, gorras, mochilas, silbatos, y todo merchandising imaginable.

Pero en lo que se va la mayor parte del presupuesto es el “russebil”, el coche russ. Que en muchos de los casos son autobuses. Se juntan hasta 20 de estos adolescentes, compran un viejo autobús y lo “tunean” hasta límites insospechados. Graffiti en el exterior, asientos tapizados y varias teles de plasma. Pero sobre todo vatios, muchos vatios. Llenan sus vehículos de música hasta un punto que resulta increíble que no se queden todos sordos. Estos autobuses pueden llegar a suponer un desembolso de hasta 100.000€, de los que algún patrocinador suele cubrir la mitad, pero la otra mitad la pagan los propios estudiantes. Hasta 3.000 euros por alumno, que han ahorrado escrupulosamente a lo largo de toda su educación para fundirlo en fiesta en tan solo mes y medio.

Tryvann: la fiesta de tu vida

Tryvann es en invierno un centro de esquí, situado a las afueras de Oslo, como ya contamos en Vida Urbana. Pero durante tres fines de semana de abril y mayo, se convierte en una de las mayores fiestas que se celebran en Noruega. Cerca de 10.000 estudiantes llegan de todas las puntas del país para desfasar juntos. Se conoce como “ditt livs party”, la fiesta de tu vida, y cumple bastante bien lo que promete.

Yo solicité pase de prensa para visitar el festival, y la primera sorpresa fue que me exigían estar tan solo media hora y acompañado de alguien de la organización. Alegaron que era “por mi propia seguridad”. Yo me pregunté qué peligro podían tener unos adolescentes de fiesta, pero una vez allí, vi que hordas de noruegos, y en especial noruegas, con hormonas a borbotones y alcohol a mansalva sí pueden tener su punto de riesgo. En realidad, el motivo por el que obligan a la prensa a ir acompañada por la organización, es porque en ediciones anteriores, un conocido productor de películas porno, se ha hecho pasar por “russ” o por periodista, para poder hacer grabaciones con contenido sexual de las bellas noruegas etílicas.

Una vez dentro llaman la atención los círculos montados con los “russebuss”. Absolutamente impresionante despliegue de medios audiovisuales que revientan cualquier oído y unos subwoofer que emiten unos graves que empujan a aquel que pese menos de 90 kilos. Cada uno de estos autobuses tiene su propio DJ, pero además acuden artistas de talla internacional. En esta edición, la cabeza del cartel es el rapero Xzibit, especialmente conocido por presentar el programa de la MTV, “Pimp my ride”, donde se transforman vehículos al estilo que a los “russ” les gusta, extremo.

En este video se puedo ver un buen ejemplo de lo que es Tryvann.

El saludo a Mette-Marit a cuatro patas

Las celebraciones Russ culminan el 17 de mayo, día de la fiesta nacional noruega. Durante toda la jornada anterior, los estudiantes han estado celebrando su traca final y yendo a despertar a sus profesores hasta su jardín. De una forma simpática si hay suerte, más desagradable si el maestro les ha suspendido. Esto supone que el 17 de mayo, a mediodía, cuando les toca desfilar enfrente del Palacio Real, y bajo la atenta mirada de toda la familia real, la imagen que se produce es surrealista. Una estirada Mette-Marit gira su mano derecha al viento y fuerza una sonrisa, mientras a sus pies se arrastran cientos de adolescentes borrachos agotados tras dos meses de fiesta. Dios salve a la reina.

Si quieres ver más fotos de “Tryvann: La fiesta de tu vida”, mira mi presentación en Flickr aquí.

Si tienes curiosidad por más detalles de la vida en Noruega, visita mi blog.


4 comentarios:

  1. Ya era hora de encontrar alguna facilidad para meter comentarios en este blog. Y qué decir del tema que se ofrece: pues que en una cosa no estoy de acuerdo con el autor y la digo desde España. No es cierto que por aquí tengamos el concepto de que los noruegos son unos currantes serios y formales que sólo se desmadran cuando vienen aquí, porque yo siempre tuve la sensación de que eran una panda de borrachos allí, aquí y en el infierno.

    ResponderEliminar
  2. La otra parte de España piensa que no se puede caer en estereotipos , borrachos los tenemos en España, en Francia, en Dinamarca, Chile, Argentina etc.. En general se tiene un concepto muy bueno de los nordicos. Los jovenes se desmadran normalmente y mas cuando acaban la carrera o el curso. Por cierto yo siempre pude opinar libremente y con educación en tu blog.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Querida Maria, has sido víctima de un malentendido y de los problemas de mantener conversaciones paralelas via e-mail y comentario de blog. El comentario anterior de Paco Cantalapiedra, que además de ser buen amigo mío, es uno de los mejores periodistas de España, al menos en mi opinión. Se caracteriza por un humor bastante ácido y sin tapujos, por lo que diremos que lo de "panda de borrachos, aqui y en el infierno" es una licencia literaria. Este es su blog: http://blogs.nortecastilla.es/franciscocantalapiedra/posts Te lo recomiendo si quieres pasar un buen rato. Y lo de la facilidad para los comentarios no se refiere a que yo censure, sino a que, será muy bueno escribiendo, pero me ha costado explicarle cómo publicar comentarios en el blog ;) Un saludo para usted también señor Paco. En mi próximo post, explicaré a todos cómo publicar comentarios, por si todavía hay alguno que encuentra problemas. Tú María parece que sabes hacerlo muy bien, y los fijos espero qeu no falleis nunca. Gracias :)

    ResponderEliminar
  4. Hola David: muy buena salió esta entrada sobre Russ. Debo decir que no hace mucho me enteré que mi amiga Hanne era una de esas pocas con uniforme negro de Russ. No pude evitar preguntarle que hizo después del Russ con el uniforme y me dijo que lo tiene guardado en una caja. Mi amiga Åsta me sorprendió dicinedo que ella tuvo dos celebraciones de Russ. ¿Es eso posible? Yo tenía idea de que se era Russ una vez en la vida pero parece que no es así.
    Saludos y sigue así que vas bien.

    ResponderEliminar