domingo, 21 de septiembre de 2008

Primer artículo publicado en Soitu.es-Munch

Este texto corresponde al primer artículo publicado en la web Soitu.es, dentro de la sección vida urbana, en Oslo.
Enlace
Texto: "El Museo Munch: cómo pasar de ser una guardería a un búnker"
OSLO (NORUEGA).- Eso es el museo Munch. Una sala de exposiciones donde grandes y pequeños podían entrar y salir, así como Pedro pasea por su casa, que ha sido reconvertido en el fortín del arte de Eduard Munch, el pintor noruego más reconocido internacionalmente, tras el robo de dos de las joyas más emblemáticas, El Grito y La Madonna.
tuei (flickr)

Nuevas medidas de seguridad

Las dos pinturas más populares del autor fueron robadas en agosto de 2004 y recuperadas dos años después. Tras un delicado proceso de restauración, que no ha logrado reparar del todo los daños producidos en los lienzos, se exhiben de nuevo al público. Pero quien quiera ver la obra en el museo Munch debe darse prisa, porque el 26 de septiembre cierra sus puertas para mudarse a una nueva y moderna ubicación, junto a la nueva Ópera de Oslo, orgullo de la ciudad. La nueva sede no abrirá hasta el mes de diciembre. Sin embargo, el museo presentará una exposición en su actual ubicación a partir del 10 de octubre con las obras del joven Munch, hasta 1892, un año antes de la creación de su obra maestra.

Pero lo que mucha gente aún no sabe, es que de El Grito no hay sólo una copia. Hay hasta cuatro originales. Uno lo posee un coleccionista privado, otro es el recuperado del museo Munch, un tercero que pertenece a la misma sala y un cuarto en la Galería Nacional. Y lo que más interesará al turista extranjero es que este museo es gratuito y localizado en el mismo centro de Oslo. Hay muchas personas a la que los museos no les atraen especialmente, pero sienten la necesidad de observar iconos como La Gioconda, El Guernica o El Grito. Y esta gente viene a Oslo a ver la ciudad y El Grito. Cogen el metro para recorrer los dos kilómetros que separan el museo de la calle Karl Johan (la más importante y corazón de la capital escandinava) y pagan las 75 coronas (casi 10 euros) de la entrada del Museo Munch. Sin saber que en pleno centro, en el Museo Nacional, se habrían ahorrado ese dinero y satisfecha su sed artística. No sólo eso. La pieza expuesta en esta sala se ha llevado el honor de ser considerada la más antigua de las cuatro creadas, es decir, el auténtico original. Ambos museos tenían una disputa en este sentido, hasta que los trabajos de restauración de la última obra robada sacaron a la luz que esta no era tan vieja como se creía. La obra de la Galería Nacional es del año 1893 y la del museo Munch ha sido finalmente datada en 1910. No obstante, una visita completa a ambos museos merece realmente la pena. Uno se hace más amante de la pintura ante obras del calibre del que ofrecen estas dos galerías.

"Gracias por la falta de seguridad"

El Grito es «ese oscuro objeto de deseo» que se ha convertido en la atracción y el reto del hampa noruega. Ya ha sido en dos ocasiones objeto de robo y posterior recuperación por la policía. Pero no la misma pieza. En 1994 fue hurtada la obra colgada de la Galería Nacional. Los ladrones dejaron una nota tras de sí que ponía «gracias por la falta de seguridad». Pero ya no lo tendrán tan fácil. Si la última vez los ladrones entraron tranquilamente al museo Munch a punta de pistola y salieron con los dos óleos bajo el brazo, ahora necesitarán algo más de pericia. El museo se ha reforzado con fuertes medidas antirrobo. Todos deben pasar por detector de metales y dejar sus bolsos y mochilas en taquillas, y al igual que la Gioconda en París, ahora las obras se esconden tras una vitrina de varios milímetros de grosor. Más que una vitrina, un sarcófago. Y no sé si fue impresión mía, pero creo que los vigilantes de seguridad parecen mucho más cabreados. Este caso puso en evidencia a la seguridad noruega y no quieren que se vuelvan a reír de ellos. Un robo en 1994, otro en 2004… ¿Deberán estar atentos el 2014?

1 comentario:

  1. jeg kan desverre ikke spansk, enda:) regner med og håper du klarer å lære meg det, går i klassen du har på PG :) har ikke vært der så mye i det siste, har en jobb og har vært mye syk i det siste. men jeg kommer så ofte det er mulig:) og boken er fortsatt ikke kommet inn på norli enda:/ Carina Lie

    ResponderEliminar