lunes, 19 de mayo de 2008

Límites de velocidad

España está de enhorabuena. En España "tan sólo" murieron 164 personas en abril en las carreteras. Tan sólo. Es una buena noticia porque la comparación con los 215 fallecidos de 2007 supone una reducción del 23% en el número de víctimas. Dos de las principales causas de estos accidentes es la conducción bajo los efectos del alcohol y el exceso de velocidad.
Dejaré los vinitos con la comida para otro día y me centraré en los límites de velocidad. Tan sólo comentar que el límite de alcohol en Noruega se aproxima mucho al cero absoluto y se da positivo prácticamente con una cañita. La "sin" es la reina.
En primer lugar, sobre los límites de velocidad. Según aprendimos en la autoescuela, había varios límites que siempre eran igual. 50 en ciudad, 90 en nacional, 100 si hay arcén y 120 en autopista. Esto es mucho más complicado en Noruega, ya que no existe la ciudad en sí misma, aparte de las tres o cuatro grandes ciudades. Todos vivimos esparcidos, y hay cantidad de zonas con límite de 30 km. Luego, según las condiciones concretas de cada vía, te puedes encontrar todos los límites: 40,50,60,70,80,90 y hasta los 100km/h que es el límite máximo en autopista. Ahora presentaré mis críticas al sistema noruego, pero lo cierto es que Noruega tiene una de las mínimas cifras de siniestralidad del mundo. Eso sí, díle a un español que vaya a cien por hora en autopista. Se te ríe en la cara. Dos son los aspectos que pueden incidir en este tema. Los radares y las multas por exceso de velocidad.
Radares:
Los radares móviles me parecen una vergüenza. ¿De qué protegen? El simple afán recaudatorio de la administración no va a reducir el número de muertos. ¿Qué es lo que queremos? En España se están empezando a instalar más radares fijos, pero aun parece que los conductores no se lo toman demasiado en serio. Está en la entrañas de la cultura española que algo que nos haga pagar no es bueno, y no son dos ni tres los radares fijos que han sido destrozados. Como si olvidáramos que el fin de estos radares no es recaudatorio, sino para salvar vidas. Pero para ser así, lo más importante es avisar de que están ahí. Así ocurre en Noruega. Hay gran cantidad de radares fijos, llamados "fotobox", y en todos te encuentras un letrero unos 300 metros antes. Porque el fin es reducir la velocidad exactamente en ese punto, y no tanto hacer fotos sin parar. Eso sí, yo también los odio. Parecen "el ojo que te mira". Que te mira constantemente. Que te acusa. Y que te condena. Hace tan sólo unos meses, me tocó pagar 3.600 kr (450euros) por circular a 97 en una zona de 80. ¡En un túnel y cuesta abajo! Sí, eso día, cuando el tremendo "flashazo" rojo me nubló la vista, yo también dije "¡hijos de puta!", y solté algo peor cuando pagué.
Y aquí llegamos al segundo tema. Las multas.
Multas:
Por un radar móvil en España se paga unos 100 euros y 70 si lo haces pronto. Hace daño, pero se sobrevive, incluso en España. (Estos son las multas en España). En Noruega no. Incluso la más mínima infracción sancionada te hace tiritar el resto del mes. En este enlace se ven las multas en Noruega. Aquí se hacen dos varemos. Por debajo de 60 y por encima de 70. Luego las cantidades son diferentes en función de la velocidad. Lo curioso es que las multas tienen penas de prisión subsidiaria. A mí me ofrecieron, en lugar de pagar las más de 70.000 pesetas, cinco días en el trullo. ¡Joder si me lo pensé! Pagar 450 euros o una semanita sin trabajar, sin escuchar al crío llorar y con televisión por cable. Es para pensárselo. Yo se de un preso español en Noruega al que le ofrecieron ser trasladado a España y respondió: "¡Tastonto o qué!". Lo único que me retuvo es mi amada samboer (conviviente en noruego), a la que le parecía feo ante la vecindad tener un novio con antecedentes penales. Cervantes, Lorca... Ningún buen personaje histórico que se precie ha pasado a los libros sin haber pasado antes por la sombra. Pero bueno, otra vez será. Quizás la próxima vez que grite a un alumno para que se calle me metan dos meses en presidio por acoso escolar.

Y llegamos a mi solución, que por supuesto será la que arreglará todos los problemas. Está visto que las infracciones altas funcionan. Yo no sé lo que es adelantar desde aquella multa. Y ya no piso el acelerador, sino que lo acaricio. Pero no me parece que Noruega sea un ejemplo de conducción. Para empezar las carreteras. En Zimbawe tienen vías de mejor calidad. La conducción es lentísima y eso hace desquiciar a los conductores. En mi opinión los límites de velocidad deberían de ser realistas, y 100 km/h en autovía no es realista. Lo que yo haría en España (o en Noruega) sería incrementar en 10 km/h los límites. Y a partir de ahí sancionar de lo lindo. Vemos que los primeros diez kilómetros no son sancionables. Así, en autopista, no habría sanción hasta llegar a los 140km/h. ¿Hay quien no esté de acuerdo que alguien que conduce a 140 km/h merece pagar 450 horas o al menos una semanita en chirona?

PD: Acabo de leer todo mi texto, y he de reconocer que es un poco aburrido. No es de lo mejor que escrito. Pero qué le vamos a hacer. No todos los días se puede ser ingenioso. Quizás deje de escribir tan a menudo para mejorar el contenido. Ya que sois tan sólo dos lectores (¿y quizá dos mil?) hay que ofrecer un poquito de calidad.

3 comentarios:

  1. algún lector más hay, alguno más.
    yo he intentado dejar ya dos mensajes pero me ha dado error y tras haber metido la clave, luego no aparece en "comentarios". pero sigo intentándolo.

    decía en ambos (y este no es una excepción), que buen iniciativa y que espero que te dure. está bien (incluso para los que hemos estado por allí) el tener un topo infiltrado en otro país que nos lo va comentando.

    dos correcciones ortográficas, si se me permite: 1) creo que en el artículo anterior ponías "abrase", y sería "habrase", de "se habrá visto...". y "varemos" es con b.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Parece que los comentarios tardan en publicarse, pero al final se publican. Así que seguid intentándolo. Donde pone ELEGIR UNA IDENTIDAD, lo mejor es que elijais NOMBRE/URL y escribais vuestro nombre, si no teneis cuenta de Google/Blogger. Hay algún comentario anónimo que creo saber quien es, pero es mejor que escribais el nombre.
    Sobre las faltas de ortografía, gracias por el comentario. Me da vergüenza, pero gracias. Intentaré esforzarme más en ese aspecto a partir de ahora.

    ResponderEliminar
  3. David!

    Tienes más lectores! Con esto de los blogs nunca se sabe quién acabará leyendolo...

    En fin, un abrazo y ánimo con el blog!
    Kike

    ResponderEliminar