lunes, 30 de marzo de 2009

Soitu.es: A esquiar en metro

Ya se ha publicado mi último artículo en Soitu.es. Y estoy muy contento, porque una vez más, creo que han hecho un buen trabajo de edición. ¿Qué es esto? En mi opinión, mejorar el artículo, si la edición la hace un buen periodista. Aquí publico la versión que yo envié, y la podéis comparar con la publicada en Soitu. Vereis que han eliminado varios enlaces, porque es cierto que en mi versión había demasiados, y han variado ligeramente algunas frases haciéndolo más comprensible. A veces está bien que otra persona lea nuestros textos para verlos desde otra perspectiva y mejorarlos. Cuando escribimos, a veces nos obsesionamos con lo escrito, y no vemos más allá, y damos por sentadas cosas que en ocasiones en lector no entenderá.

Además, aquí incluyo mis tres fotos puestas en el artículo de Soitu, pero al final del post encontraréis una presentación de Flickr, con todas las fotos tomadas durante la jornada del paseo. Muy recomendable.

A ESQUIAR EN METRO

Cada domingo, miles de personas cogen el metro en Madrid con destino a la Casa de Campo. Uno de los mejores sitios de la capital para ir a correr. Ahora imagínatela llena de nieve. De un metro de nieve. ¿Te pondrías a correr? Difícilmente. Lo que más apetece es coger un esquíes y emular al expresidente en un deporte poco extendido en España: el esquí de fondo o nórdico. Esta opción está al alcance de cualquiera en la capital Noruega. El metro de la ciudad tiene parada en el mismo inicio de las pistas. Los alrededores de la ciudad cuentan con más de 2.600 kilómetros de pistas, 90 de ellos iluminados ya que el invierno en Escandinavia escasea de luz natural. La nieve no falta, pues este ha sido el invierno con más precipitaciones de los últimos 20 años. Después de un amago de primavera, el polvo blanco ha vuelto a visitarnos. Los que tenemos casa tenemos los brazos ya machacados de quitar nieve para sacar el coche del garaje. En España este sería “el peor invierno en 20 años”. El amante del esquí de fondo usaría un adjetivo bien diferente.

Uno de los lugares por excelencia para “domingueros” en Oslo se llama Sognsvann, con la parada del metro del mismo nombre. Sognsvann es un lago a las afueras de Oslo que en verano es un lugar ideal para bañarse y hacer barbacoas, y en invierno idílico para esquiar. Todos los aficionados al esquí de fondo cargan sus esquíes al hombro, las diferentes ceras para untar las tablas en la riñonera y el abono transportes para coger el metro. Parecería un lunes en hora punta si no fuera porque si no te andas con buenos ojos, algún paisano te puede clavar sus palos en los mismos. Apretados hasta la última parada. Allí, tan sólo caminar cincuenta metros, y ya se está en la pista. El paseo es apto para novatos, pues no cuenta con grandes desniveles. El recorrido recomendado suma un total de 13 kilómetros. La ida y vuelta hasta una “hytte” (cabaña), Ulevålseter, que ofrece la oportunidad de tomar un chocolate caliente para recuperar fuerzas de la paliza y, si hay suerte, poder tomar el sol, que mezclado con la nieve, es la mejor combinación para ponerse moreno.

Al principio del recorrido, se pasea a orillas de un lago, donde los más valientes también utilizan de pista de esquí. Carteles colgados en los árboles informan de que el hielo tiene un grosor considerable que permite el esquí, pero yo no me fío. Y menos ya a estas alturas, después de varias semanas con grados sobre cero. Niños, jóvenes y viejos dominan por igual este deporte. Mi experiencia personal me llevó a una situación curiosa a la par que humillante. Me llevé por delante a una madre con su hijo de unos tres años, y el mocoso me pregunta en un perfecto noruego: “¿Pero tú nos has ido a la escuela de esquí?”. Aparte de este pequeño infortunio, este es un recorrido que permite disfrutar de paisajes de ensueño. Y árboles, muchos árboles. Tanta naturaleza, que resulta curioso pensar que estemos a tan solo cinco minutos de una parada de metro de una capital europea.

Esquí alpino y “culo-esquí”

Pero Oslo ofrece al amante de la nieve otras opciones para disfrutar hasta la Semana Santa, donde se cierra la temporada de esquí. El transporte público también nos acercan a Tryvann, el centro de esquí alpino, situado tan sólo a 20 km del centro de Oslo y que cuenta con cuatro cuestas con 14 pistas, 6 teleféricos, “halfpipe” y terreno para snowboard. Este centro también es conocido por acoger el festival de música con el mismo nombre. El mayor punto de encuentro de los Russ, los estudiantes de último año de bachiller que celebran su graduación a lo grande durante los meses de abril y mayo.


D. F. Él también hace esquí de fondo.
La línea de metro también permite gozar de una experiencia en la nieve para los completos negados en materia de esquí. Los trineos. La pista más popular se llama Korketrekkeren, el sacacorchos, que da una idea de la forma del circuito que se va a hacer. El metropolitano nos lleva a la palta alta del recorrido, donde se puede alquilar trineo si no se cuenta con él. Y no hay que hacer mucho más. Sólo sentarse y dejar que la gravedad haga el resto. Al llegar al final, se vuelve a tomar el metro y vuelta a empezar. Y si el bonobús ya se nos ha agotado, siempre queda la opción de patinar sobre hielo, que la pista es gratis, y está en pleno centro de Oslo.




5 comentarios:

  1. Oslo tiene la ventaja de ser una ciudad entre naturaleza.
    Recuerdo que una parada de metro nos dejo una vez en el Holmenkollen (no se si escribi bien).
    Por cierto ,¿esta en obras? creo que si,cuentanos.
    David que suerte "tenerte" para que nos cuentes.
    Muy bueno tu y el post.
    Muchos besos y Mange tak(jeje)

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho el artículo,muy bien descrito el típico domingo invernal en Oslo.María,el Homenkollen está cerrado durante todo el año 2009,están construyendo un nuevo salto de esquí que va a ser muy muy moderno,he tenido la oportunidad de ver la maqueta.Durante este tiempo el museo del esquí también permanecerá cerrado.

    ResponderEliminar
  3. Hola David: acabo de ver que tienes una cita de Mafalda. Aqui te dejo las que considero más graciosas:

    "Dicen que el hombre es un animal de costumbres, mas bien de costumbre el hombre es un animal."(Mafalda)
    "Nadie pueda amasar una fortuna sin hacer harina a los demás."( Manolito)Lamentablemente algunos llevaron eso a la práctica no hace tanto tiempo.
    "Mi esposo será alto, morocho y sin madre, y nunca nada se interpondrá entre nosotros."( Susanita)
    -Susanita, qué serás cuando seas grande?
    -Madre
    No sé, creo que en Noruega no se entendería.
    Cambiando de tema: todos los días se aprende algo. No sabía que a los esquies se los debe encerar antes de usarse.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. pero que guapo te ves en la nueva foto de perfil.

    es del dia de tu matrimonio, ¿cierto?

    ResponderEliminar
  5. Jeje, sí, es el día de mi boda, con la corbata más cool que se encuentra en el mercado.
    Muchas gracias por el piropo, señor/señora anonimo/a (no sé si eres hombre o mujer, lo que sí intuyo por el texto es que eres latinoamerican@?)
    Pero por no centrarnos en mi físico, qué te parece mi artículo, que es lo importante? :)
    Lo que realmente me gustan son los piropos a mis artículos, porque son de los que soy responsable, de todo lo demás los culpables son mis padres. Y el segundo piropo seriá que hicieris clic en los nuevos anuncios que he puesto en mi blog, que gano 0.2 dólares cada vez que haceis clic :)
    Abrazos para tod@s: fans, críticos, anónimos y con cara.

    ResponderEliminar