sábado, 28 de marzo de 2009

La hora de la tierra

Me había comprometido a seguir la hora de la tierra, y así lo hago. Desde mi casa en Solbergelva, Noruega. Como nos pedían a todos los blogueros, escribo durante este periodo de penumbra, sentado en la mesa de la cocina, y alumbrado tan solo por la luz de la farola que entra por la ventana, que permanece encendida. La protección de la tierra no debe colisionar con tratar de evitar las colisiones.
¿Qué hemos hecho nosotros? Apagar todas las luces, que son muchas, en una casa de dos plantas y más de 150 metros cuadrados. Las costumbres sobre iluminación son distintas en Noruega y España. Aquí hay pocas luces fuertes, lámparas que iluminen toda una habitación. Es normal tener varias luces indirectas. Por toda la casa. Lo cual significa que hay poca luz en general, pero siempre hay iluminación en casi todas las habitaciones y no se suele utilizar el interruptor, ni para bien ni para mal. Esta es una guerra que tengo a menudo con mi esposa. Ella enciende luces, yo las apago. Tenemos dos salones conectados por un arco con puerta corredera, y yo no entiendo porqué el comedor tiene que estar encendido. "Es más 'koselig'". Horrible parada noruega que se traduce como acogedor, encantador, rico, mono... ñoño. Pero en Noruega son muy normales las velas. Muchas velas. A la par de las luces indirectas. Por eso el apagón no nos ha pillado desprevenidos y les hemos dado candela. ¡Qué bonitas son las velas! Eso sí, la tele sigue encendida.
¿Qué han hecho los vecinos? La verdad, es que con esto de vivir casi en plena naturaleza, es difícil determinar el alcance de esta iniciativa, aquí en Solbergelva, un villorrio a 45 kilómetros de Oslo. Las farolas siguen encendidas, y la pista de esquí alpino que se divisa desde la ventana en que me encuentro brilla a plena potencia. No pueden perder una hora de "forfait". La zona donde vivo es un valle, con las casas desperdigadas a lo largo de la falda de las montañas, y parece que la gente sí lo está siguiendo. Da la impresión de más oscuridad, pero la verdad es que nunca hay mucho movimiento por aquí.
¿Servirá esto para algo? No lo sé. Pero iniciativas como esta, que movilizan a millones de personas en todo el planeta por una buena causa, hacen pensar que sigue mereciendo la pena pertenecer a la raza humana. ¿Para cuando una hora en el planeta sin que se dispare ni un tiro?
Ya sólo queda media hora de penumbra.Foto hecha con el móvil desde la ventana junto a la que me encuentro en estos momentos.

10 comentarios:

  1. Recuerdo que un post tuyo que nos decias que era normal tener toda la casa llena de velas.
    Nos sentimos mas proximos a Noruega por la manera tan sana de contarnos las cosas.
    Por un momento me veia detras de ti en tu cocina mirando sobre tu hombro en la penunbra y siendo la primera en leer lo que escribias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Creo haber leído por ahí que el precio de la electricidad, en Noruega, es relativamente barato. Tienes idea de como se genera electricidad para que sea barato para el usuario?
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola David: ahora sí que he podido dar con la forma de entrar en tu blog donde cuentas cosas que muchos darán por sabidas pero yo en absoluto. Creo que sigo padeciendo la misma enfermedad de mis comienzos: la curiosidad, que debería ser exigible en una profesión como la nuestra.
    Aunque somos de distintas generaciones, observo en ti y en mi dos afinidades, que en el lado contrario ejercen tu mujer y la mía: ellas van dejando las luces dadas y nosotros vamos apagándolas detrás.
    No sé si esto ayudará al sostenimiento del planeta, pero algo ahorraremos en la factura, ¿no. Vamos, digo yo...
    Enhorabuena por el blog y seguiremos en contacto. Te espero de vez en cuando en el mío.

    ResponderEliminar
  4. Maria y Carlos F. Aunque solo sea por vosotros dos, ya merece la pena este blog. Cada vez que escribo algo, espero ansioso con una sonrisa vuestros comentarios. Muchas gracias. Aunque no nos conozcamos, permitidme consideraros amigos.
    Por otro lado Carlos,no se donde has leido que aqui la electricida es barata. Podrian regalarla si quisieran, porque hay agua, aire, gas, petroleo... pero esta carisima. Te cuento que este mes voy a pagar unos 600 euros en electricidad. Muuucho frio. Y mensaje al resto de lectores (si los hay ;), no os corteis en comentar, hace el blog mas interactivo y a mi mas feliz... sobre todo comentarios como los de maria ;)

    ResponderEliminar
  5. hun bezo ha ozkuras de tus superfans

    te comeria a bezos a la lus de las belaz

    ResponderEliminar
  6. Holaa desde pucela !!!
    Como también soy curiosa, cuando vi el enlace en el blog de Paco Cantalapiedra, entre a fisgar a ver que hacia un español en Noruega.
    Ya lo se, ganarte la vida como puedes.
    He leído que estudiaste periodismo y que te pagan por enseñar nuestro idioma en el mundo. También se que te "engaño" una bella y rica noruega, y que te pasas la vida apagando luces y aun así la factura te llega a 600 € ¿al mes?
    Supongo que la calefacción es eléctrica, la casa grande, temperaturas bajo cero desde octubre hasta casi mayo, mejores sueldos que en este país, pero la vida mucho más cara.
    Cuéntanos si hay algún producto más barato que en España.
    Mi hija vivió en Malta en septiembre y el aceite de oliva costaba a 5 € un cuarto de litro.

    ¿Que productos has visto más caros en Noruega comparado con España?

    ¿Cual es el precio medio de una vivienda en alquiler ?

    Un saludodis

    ResponderEliminar
  7. Hola Alis. Pues sí, Paco Cantalapiedra es un buen amigo y un buen periodista, que conocí mientras yo trabajaba en El norte de castilla. Pues sí, todos los datos que apuntas son ciertos, calefaccin electrica, casa grande, bajo cero desde octubre a abril... Este mes pagaré 600 euros por electricidad por dos meses, pero no suelo pagar mas de 400 euros por dos meses. esta vez me he pasado. Si quieres saber algo más de precios, mira un poquito mas abajo, en el post "no me salen las cuentas", porque ahi hablo de precios. sobre el aceite de oliva, labuena noticia es que el consumocrece en noruega, lo que esperemos que suponga que bajen los precios.
    Saludos y abrazos (también para las superfans anónimas ;)

    ResponderEliminar
  8. Hola david

    Llevo un tienpo leyendote y me pareces divino tanto como escribes como fisicamente. Se que eres inalcanzable estando casado con tu noruega pero soñar no cuesta nada y un amor platonico como tu me alegra los dias. Cada mañana apenas llego a mi trabajo me siento frente al ordenador y espero con ansias tus palanbras. No te imaginas la alegria que siento cuando has escrito algo nuevo, por minimo que sea.

    Gracias por compartir tu vida con nosotros.

    ResponderEliminar
  9. Hola David!!Soy Marisa. Chicas no me extraña que les guste este SEÑOR por que si, escribe bien pero como persona es mejor.
    No te conozco personalmente ,pero tuve la oportunidad de recibir un mail tuyo .
    Mi marido y yo somos dos enamorados de Noruega.Nos gusta mucho tambien Daoiz en Oslo.
    Los españoles nos sentimos orgullosos pero los noruegos tambien tienen que estarlo por el respeto con que cuentas tu realidad en Noruega.
    Esto no es suerte.
    Uno tiene lo que da.Y tu, danos mas!
    Un achuchon español para nuestro español en Noruega.Me uno a las fans.jeje

    ResponderEliminar
  10. Dicen que el ahorro energético ha sido casi imperceptible, pero más allá de eso está claro que una iniciativa que comenzó en Australia se haya extendido por todo el planeta, aunque también me temo que al menos aquí por España la hemos entendido más como un acto significativo a nivel de ilumimado público más que el particular, ya que apenas había hogares sin luz a la hora señalada.

    Apoyo la iniciativa, para cuando la hora sin disparos con armas de fuego??

    Un saludo David.

    ResponderEliminar