jueves, 2 de julio de 2009

¡Hoy es mi cumpleaños!

Bueno, casi. En 20 minutos, el 3 de julio, tendré ya 31 tacos, que no son pocos. Y como hacerme un regalo me resultaba difícil, he decidido regalarme un post en mi blog, que para eso es mío. Sería un buen momento para la reflexión filosófica y metafísica, pero el calor que hace aquí no deja a mi cerebro trabajar. Sería mejor un momento para hablar del cambio climático. ¿Cómo es posible que después de 10 días en España (fabulosos, por cierto), me venga a Noruega a 33 grados a bañarme en la playa? Y una virtud-defecto de este país son sus casas. Construidas para el duro invierno, en verano hacen el efecto horno, y no dejan escapar el calor. Sumado a que todo el día (24 horas) está dando el sol, hace que ahora sean las 23.36, entre luz por la ventana y haya 20 grados en el exterior y 25 en mi salón. Miedo me dan los 29 que tengo en mi dormitorio.
Aparte de este parte meteorológico, me deseo lo mejor para mi cumple, porque de momento, tras tres días en Noruega, todo va mal. Me han perdido mi maleta en el aeropuerto. Con ropa, VINO, regalos, JAMÓN, cámara de fotos, máquina de afeitar, un banderón de España tamaño sábana comprado en el Rastro... Y tras tres días, seguimos esperando ¿He de tener fe?
Para más inri, desde mi escuela me confirman que me rebajan el número de clases casi a la mitad y es bastante tarde para buscar en más sitios. La crisis también se nota en Noruega. Hay que ponerse las pilas.
Mi regalo, una estupenda grabadora digital que me dieron mis padres en España, sigue rondando de aeropuerto en aeropuerto dentro de mi maleta azul, así que tendré que seguir trabajando con el magnetofón de los años 90.
Bueno, a partir de ahora todo puede ir a mejor. FELICIDADES PARA MÍ.



PD: He de pedir perdón porque el blog ha estado parado un tiempo. Esta no es mi fuente de ingresos (porque no hacéis los suficientes clics en la publicidad) y el trabajo me ha quitado mucho tiempo. Además, las vacaciones son para disfrutarlas. Perdón sobre todo a bodegas Torres. El caso del abogado envenenado se resolvió con que el vino no tenía ninguna culpa, sino un malaje que le metió cianuro con una jeringa a su colega, pero prometo contar toda la historia aunque sea tarde. Esto no es un alarde de periodismo, pero sí un bloguero que intenta hacer lo mejor que puede.

3 comentarios:

  1. FELICIDADES DAVID!!!!! Cumpleaños feliz!!!!
    Ya tenia ganas de que contaras que tal estais??
    Veo que has disfrutado de los tuyos.
    Espero recuperes la malate. La mia llego a la Republica Dominicana el dia 22 de mi viaje osea, fui para 30 y llego el 22. Paciencia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola David: ¡Feliz cumpleaños! Lo tenía mal en la agenda. Tengo asentado saludarte el 9 de julio por tu cumpleaños. Queda pendiente para otro día que me expliques como es eso de la publicidad en el blog. Supuse que pasarías tu cumpleaños en España pero veo que has adelantado la vuelta. Lamento mucho que te hayan reducido las horas en la escuela.
    Saludos y ¡que los disfrutes!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta tu blog, espero que hayas recuperado la maleta ya, mas que nada por el jamón. Estuve en Noruega en 2006 y me encantó el paisaje y sobre todo la gente, aunque lo de 6 meses a oscuras..... en fin todo no va a ser bueno. Un saludo. Luismi.

    luismiportu.blogspot.com

    ResponderEliminar