miércoles, 5 de noviembre de 2008

¿Qué sería de mí en España?

Muchas veces me planteo qué sería de mí si no hubiera tomado la difícil decisión de venirme a Noruega. Queda feo decirlo, pero yo en España tenía una buena situación. Familia, amigos y en el momento que me vine se me había terminado el contrato de periodista, pero no me hubiera sido difícil encontrar otro puesto, de periodista u otra ocupación de alta cualificación. Pero seguí a mi corazón y a las circunstancias (las circunstancias son una rubia y un bebé).
Pero hoy me siento especialmente feliz. No sé si tendrá algo que ver que Obama ha ganado y por fin se va de la Casa Blanca el despreciable de Bush. Así que no voy a pensar qué sería de mí en España, sino qué no sería de mí si estuviera en España.
-Si estuviera en España no sería corresponsal internacional de Radio Nacional y de Soitu, seguramente periodista currito quemado en una redacción.
-Si estuviera en España no tendría la preciosa nórdica que se ha casado conmigo. Seguramente una guapa española, pero oiga, me gustan los contrastes.
-Si estuviera en España seguramente mi hijo no tendría esa mezcla de culturas y de color de piel.
-Si estuviera en España mis amigos sería 99% españoles, y aquí son de España, Macedonia, Noruega, Chile, Suecia, Argentina, Colombia, Venezuela, Francia, y una larga lista.
-Si estuviera en España seguro no sería profesor, y no tendría 90 adolescentes a los que enseñar algo. Además, casi todas niñas a las que el profe latino les resulta atractivo.
-Si estuviera en España iría a muchos conciertos, pero no hubiera podido disfrutar de la misma manera de Manu Chao, Macaco y Juan Luis Guerra. En España hubieran sido conciertos masivos, y aquí fue un goce con no más de mil personas. En Drammen tenemos la suerte de contar con Union Scene, que trae muchos grandes artistas latinos. El próximo, en febrero, Pablo Milanés.
-Si estuviera en España viviría en un pequeño apartamento, y no tendría la casa de 200 metros cuadrados y mil de jardín. Por el mismo precio.
-Si estuviera en España, nunca habría aprendido skí de fondo y patinaje sobre hielo.
En fin, si tú eres uno de esos lectores recién llegados a Noruega o con intención de hacerlo, ánimo. No te preocupes. No es tan fiero el león como lo pintan. Y la oscuridad se ilumina con luz y el frío se abriga con ropas. Noruega no es España, pero España tampoco es Noruega.

Además, hoy, ahora mismo, me siento feliz porque acabo de llegar de mi curso de tambores africanos, y vengo repleto de energía. Mi profe, Sidiki Camara, es de Mali y una superestrella de la percusión. Busca por su nombre en Youtube y verás. Aquí os dejo el vídeo que he grabado hoy en la clase. No se me da mal, jeje. Que todos los días sean como hoy y que Obama cumpla con las esperanzas que el mundo entero tiene puestas en él. FELICIDAD.

5 comentarios:

  1. Soy uno de tus asiduos lectores y te felicito porque tu blog es realmente muy interesante y describes las cosas de manera muy simpática! Gracias por tu entusiasmo y por darnos ánimo de vivir aquí!!

    ResponderEliminar
  2. Y yo me pregunto que seria de mi si no estuviera en España, seguramente nunca hubiera sentido lo que es experimentar el racismo.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta tu forma de pensar. Generalmente cuando hago este tipo de reflexión, empiezo diciendo: "qué sería de mí si..." Pero el "que no sería de mí si...", me atrae. Qué bueno que tengas muchos "que no sería de mí si..." que te hacen sentir feliz.

    Personalmente creo que mientras sigamos lo que nos dicta nuestro corazón, no hay lugar al arrepentimiento. Y vivir sin arrepentimientos nos hace libres.

    Saludos,

    Tany.

    ResponderEliminar
  4. Queremos afotos y youtube-videos de la casa de 200 metros.

    ResponderEliminar
  5. uff!! casi lloro con esta entrada! es que es algo de lo que he pensado miles de veces que seria de mi si...

    antes de vivir en Noruega, vivia en Alemania. en maneras de pensar y en maneras de ser, encontre en Hamburgo, mi casa. Ojo! Lo que mas me gusto de los Alemanes de por alla, fue la diversidad de pensamiento y la reflexion hacia si mismos y hacia sus origenes...simplemente algo filosofico espiritual que le vuela los sesos a todos aquellos que piensan que lo normal es lo definido por la sociedad.

    Pero en mis dos anhos y medio en Noruega, aprendi a vivir con esas cosas magnificas que solo puedes hacer aqui y no te cuestan nada...me llene de una cultura musical, una mejor educacion, un trabajo maravilloso y una elite de personas que me hacen dudar si Hamburgo es mi lugar...

    gracias por el Blog.

    ResponderEliminar