domingo, 10 de agosto de 2008

"Típica" familia noruega

No me gusta meterme mucho en la vida privada, pero lo que ayer viví merece la pena colgarlo. No sé si he dado con la familia noruega más solidaria, o es que aquí son un poco raros. Al menos raros para la tradicional familia española. Al grano. Fui al cumpleaños de mi sobrino, que por el hecho de mi cuñada tener 17 años más que mi mujer, tiene 18 años. Sus hermanos 26 y 28. Es decir, tengo sobrinos de mi edad. Allí estaba mi cuñado con la hija de su anterior matrimonio y su hijo, junto a su nuevo marido y su otra hija de su otro anterior matrimonio. Además, casi todos se dedican a labores sociales, y estaba también una chica de 18 años, que en principio es normal, pero ha tenido una vida lo que se puede entender como difícil, y convive con ellos. Como dos jóvenes de 18 años juntos son una bomba de relojería, ahora además es la novia de mi sobrino de 18 años, con el que convive. También hay otro chico de acogida que tiene parálisis cerebral. Tiene 15 años pero 4 mentales. El pobre chaval va de familia en familia. Además, mi sobrino de 28 también se había llevado el trabajo a casa, y había otro chico también con algún tipo de deficiciencia. Debía tener unos 18 años, también con el cerebro de un bebé pero con un cuerpo por encima de los cien kilos. Riendo y dando vueltas todo el rato. Hablando con todos, mi suegro, que lo religioso se lo toma bastante en serio e iba predicando su segundo viaje a Tierra Santa en fechas cercanas. Yo estaba en mi esquinita junto a los otros 20 invitados sin saber qué hacer. No me gusta considerarme "normal". ¿Qué es normal? Llevo tan sólo dos semanas casado y tengo un hijo con mi mujer y me parece que ya estoy totalmente "out". Aquí, si no te casas tres veces y tienes dos medios hijos y tres medio hermanos, no entras en las estadísticas. Si es que mis padres son unos aburridos. Mira que casarse, tener tres hijos y estar juntos toda la vida. ¿A quién se le ocurre, verdad? A pesar de todo, amo a mis familias, la española y la noruega, sobre todo, porque tienen la paciencia que quererme y aguantarme a mí, que eso ya es un trago.

2 comentarios:

  1. Tengo entendido que el idioma de Cervantes es uno de lo mas ricos del mundo, pero tu articulo denota una gran falta de coherencia, pues la verdad no he entendido ni papa. En una proxima oportunidad espero tengas a bien tener mayor claridad en lo que escribes...Atentamente......

    ResponderEliminar
  2. No me gusta ser arrogante y acojo bien todas las críticas, porque yo estoy lejos, muy lejos, de la perfección. Pero algo tengo que decir. Primero, que prefiero que la gente firme con nombre, para críticas y piropos, pues un nombre también da más claridad a los textos. Segundo, que asumo lo que dices y te invito a leer el resto de post, para ver si he mejorado, porque este es de hace más de un año y me ha dado tiempo a mejorar algo mi técnica. Y tercero, y más importante, es que ese era el plan: que fuera un caos, no claro y no coherente, para mostrar el lío de familia que se puede formar. Pero aún así, todo lo que está escrito es tal cual, así que si alguien quiere claridad, necesita por fuerza papel y lápiz para pintar el árbol genealógico, porque esa familia no es ni clara ni coherente en los esquemas clásicos. Por si hay algunda duda, no hay ni un punto de acritud en mi respuesta, y sólo puedo decir, gracias por leerme.... aunque no me entiendas :)

    ResponderEliminar