viernes, 22 de junio de 2012

Adiós amigos

Hoy, después de casi tres años, se van de Noruega, vuelven a España, dos de los mejores amigos que he tenido en este país, David y Sara. Quería regalarles algo y, para mí, lo más valioso era dedicarles una entrada en mi blog. Ya que este blog fue el motivo por el que nos conocimos, quiero también que sea una manera de decir adiós... o hasta luego.
Es duro ser emigrante. Es duro dejar a la familia. A los amigos. No es más fácil cuando vives en una pequeña ciudad donde los compatriotas son pocos. Los noruegos son amigables, pero difícil hacerse amigo. Amigo de esos con MAYÚSCULAS, de esos con los que te puedes ir de cervezas a contar tus penas. Amigos que lloran esas penas contigo sin vergüenza. Amigos con los que irte a esquiar y echarte buenas risas. Amigos en los que confiar. Y David ha sido uno de esos amigos. Y por eso, hoy estoy triste. 
No quiero que este post sea sólo una carta privada hecha pública. Creo que este post le va perfecto a mi blog. Cuando estás lejos de tu tierra aprendes a valorar todavía más la importancia que tienen las personas. Las que dejas atrás, y las que conoces en el camino. Yo echo de menos mi ciudad, Valladolid, pero no soy de los que están todo el día diciendo "en España vivía mejor". Mi vida ahora está aquí, en Noruega. Aquí está también mi familia y aquí también mis amigos, que son pocos, pero buenos.  Y por eso es duro cuando alguno se va.
Hace ya varios años que empecé este blog, y sólo me ha dado alegrías. Primero, porque me encanta escribir y la satisfacción que siento cada vez que acabo un post puede compararse a la de un futbolista después de haber ganado un partido. También me ha ayudado por motivos laborales. Gracias a este blog, contactaron conmigo multitud de medios para retrasmitir los atentados de Oslo. Me ha ayudado a ayudar, ya que recibo decenas, ya centenares, de mails de gente pidiendo consejos para mudarse a Noruega. Y me ha ayudado a hacer amigos. Tengo varios compañeros blogueros que nunca he visto en persona, pero la afición común por escribir nos ha unido. Y el blog también me permitió conocer a David y Sara. Ellos pusieron "blog drammen" en Google, y por allí apareció mi blog. Se atrevieron a escribirme y no sabían dónde se metían. 
En estos tres años hemos compartido muchas cosas. Hemos visto nacer a la preciosa Rocío y hemos podido celebrar el anuncio de la próxima llegada de Candela. Una Candela Rojas es lo que le faltaba a esta familia de cálido corazón. Juntos aprendimos esquí de fondo y juntos comimos los típicos polses noruegos en la terraza de mi jardín. Juntos salimos también en Españoles por el Mundo aún con Rocío en la tripilla.
Hoy han intentado hacer su despedida menos dura regalándome tres cajas enteras de delicias españolas que habían conseguido pasar de contrabando desde el Mercadona de Morata y que, como todos los españoles, guardaban como oro en paño para "las ocasiones", hasta que se pasan de fecha. Espero que yo no las deje caducar y pueda disfrutarlas pensando en los buenos amigos que me lo regalaron mientras me lo como. Pero no lo consiguieron. No hay despedida que pueda endulzarse, aunque venga acompañada de siete tabletas de chocolate negro. Nos despedimos con un abrazo. Un abrazo de esos que sabes que son de verdad. De los que, aunque no ves la cara de la persona que está entre tus brazos, sabes el gesto que muestra su cara.
Queda el blog, queda Facebook, queda Skype, sí. Pero internet no deja de ser una pantalla. Yo soy más de abrazos. Os vamos a echar de menos. Os quiero, compas. 

Celebrando la victoria del Stromgodset de Drammen en la copa de Noruega, junto a David, Sara y mi hijo Daniel

4 comentarios:

  1. Hola David:¡Arriba el ánimo! Qué ya se mantendrán en contacto. Sé que a veces las despedidas son tristes pero piensa que es un "hasta luego". Ya se verán cuando tú y tu familia vayan en las vacaciones a España.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Uf comnpanero, sabia que tenia que esperar un poco a leer tu blog, sobretodo despues de ver la reaccion de Sara. Ahora ya estoy tranquilo en casa de mis suegros, Rocio ya en la cama y era el momento de pararse a pensar.
    Cuando nos conocimos eramos 5 (casi 6) y ahora somos 7 (casi 8, la verdad que hemos vivido muchas cosas juntos y todas buenas. Hoy es el dia que me arrepiento de no haber pasado mas tiempo juntos, de haber disfrutado tu buen humor, la dulzura de Eva, la inocencia de Lucia y la vitalidad de Dani. Despues de mi casa, ha sido la tuya donde hemos pasado la mayor parte del tiempo.
    Bueno tocayo, esto es un hasta luego vale?, nos veremos en Tafalla, Pucela, Madrid, Drammen o Conchinchina, pero nos veremos. Un besote muy grande de nuestra parte.

    ResponderEliminar
  3. Querido David,
    me ha emocionado tu entrada porque la entiendo muy bien.
    Un abrazo,
    Elvira

    ResponderEliminar
  4. Estimado David, cuanto me identifico contigo. Aquí estoy yo en Noruega, viviendo en un camping porque es lo más barato buscando trabajo porque amigos noruegos que viven en Murcia amigos nuestros nos aconsejaron que era mas barato y teníamos más movilidad. Nos encanta la cultura nórdica, hemos hecho un curso básico de noruego en Murcia y aún así lo tenemos bastante difícil. Estoy viendo de todo, hasta en uno de los campings nos tiraron piedras por ser españoles porque por lo visto algunos cuando beben no controlan mucho. Pero tambien hemos conocido gente maravillosa, noruegos amables y abiertos (aunque sea a distancia). Vamos a intentarlo un mes y si no tenemos suerte nos volvemos a casa pero no me arrepiento de nada. Sólo de ver a mi hijo asustado la noche en el camping que nos trataron tan mal pero nos fuimos y ya esta. Es dificil explicarle a un niño de 6 años por qué personas de la edad de su abuelita dicen cosas feas en español o tiran piedras a la caravana. A mi marido y a mí nos encanta la naturaleza, este país y Bergen. El camping en el que estamos ahora es maravilloso y la gente muy amable con nosotros y el sitio es muy tranquilo, y muy cerca de Bergen. ¡Me encanta esa ciudad! Es verdad que valoras de verdad a familiares y amigos cuando estas lejos sobre todo en los momentos más difíciles pero mi familia y yo estamos intentando un sueño, un ideal de vida que si sale mal no importa porque por lo menos no me he quedado en casa pensando... ¿y si lo hubiera intentado? Como dice la mujer maravillosa del camping que estamos ahora: ¡bueno Marisol, lo importante es que lo has intentado y es una experiencia que te llevas a casa, de todo lo que has aprendido y vivido aquí! De todas maneras sigo sin entender por que aquellas personas reaccionaron así, aunque "el miedo sea libre" y cada persona lo manifieste como sabe. Bueno voy a seguir buscando curro en el finn.no y ánimo porque aunque esteis a 3000 kilómetros siempre podreis estar en contacto, por lo menos escuchar la voz y echar unas risas antes hasta que os veais. Lo importante es no perder el contacto chicos, nunca. Un abrazo de marisol

    ResponderEliminar