lunes, 12 de septiembre de 2011

Elecciones locales y regionales en Noruega

Hoy hay, ha habido, está habiendo, elecciones locales y regionales en Noruega. Por primera vez he votado en Noruega. Como español, no puedo votar a las elecciones generales, pero sí a las locales (en compensación a la rabia que me dio no poder votar a las elecciones locales en Valladolid). Me ha hecho mucha ilusión, como muestra claramente la foto. Me he sentido como un chaval de 18 años de nuevo. Bueno, de 21, porque por haber nacido en julio del 78 la primera vez que voté fue para las Generales del 99.
La verdad es que las elecciones no son sólo hoy en Noruega. Empezaron nada menos que el 10 de agosto. Aquí se puede votar por adelantado con más de un mes de anticipación. Y muchos lo utilizan.
No me concentraré demasiado en los resultados, que de momento están dando muchas alegrías al partido de la Derecha. También al Partido Laborista, aunque quizás menos de lo que se esperaba después de los atentados del 22-J. Lo único que puedo hacer es manifestar mi profunda alegría por el batacazo que se está dando el Partido del Progreso FrP, lo que muestra que la gente se da cuenta que esta es una sociedad multicultural en la que partidos que centran tanto su campaña en el control de la inmigración no tienen futuro.
Me voy a referir, como suelo hacer, a las luces y sombras que yo veo en este proceso. Las cosas que me gustan y las que no. La verdad, es que son pocas las que no me gustan. Las veo mucho mejor que en España en numerosos aspectos. Lo peor es que me gustaba que Noruega tiene un gran espectro de partidos y posibilidades, y se está tendiendo al bipartidismo Socialistas-Derecha que ya se sufre en España. Pero bueno, aún este bipartidismo no llega al 60% y hay opciones alternativas.
Facilitar el voto
En España, y en general en toda Europa, criticamos mucho la abstención. El sillón en lugar de la urna. Pero tampoco hacemos mucho por facilitarlo. Bien al contrario, el voto por correo es aún más difícil que antes, pues tú mismo tienes que solicitarlo. En Noruega, la posibilidad del voto anticipado es amplia. Además, no sólo es un lunes el día de voto. Muchos ayuntamientos dan la opción de votar también en domingo. Más aún, diez regiones han abierto la posibilidad al voto por internet. No sé cómo habrán hecho para legitimar este voto.
También se amplía el espectro de electores, dado que hay 20 condados que permiten el voto a los mayores de 16 años.
Mayor posibilidad de elegir
Como ya he dicho, hay tendencia al bipartidismo. Y además, tras las elecciones, siempre hay alianzas por la derecha o la izquierda para gobernar. Pero aún así, hay hasta ocho grandes partidos, con políticas diferenciadas.
Más debates
Los líderes no parecen tener miedo a los debates, y tanto en televisiones locales, como nacionales, como en Internet, ves a todos los líderes debatir constantemente. Todos los días, varias semanas antes de las elecciones. Y esto hace que no den tanto la brasa con carteles y papeles. Propaganda que sólo sirve para rellenar papeleras.
Más facilidad al elegir
La televisión noruega y el periódico Aftenposten llevan años elaborando lo llamado Valgomat (elector automático). Un test en internet sobre las preguntas de actualidad y los temas de debate político del momento. Según tus respuestas, te recomiendan a qué partido votar, el que más se aproxima en su programa a las respuestas dadas por tí. Así lo he hecho yo este año, que no he querido guiarme por el corazón y ver si el valgomat valía para algo. Por suerte, y por supuesto, el valgomat puso a FrP en los sótanos de mis intenciones y no se han llevado mi voto.
Listas abiertas, muy abiertas
En la cabina del colegio electoral, encuentras las mismas papeletas que hay en España, y puedes, también, simplemente coger una cerrarla y meterla en la urna, según el orden en la lista elegido por el partido. Pero si hay alguno de la lista que te gusta más, algún amigo, puedes ponerle una cruz para mostrar tu preferencia, y dar opción de ser concejal al último de la lista. En las municipales de España hay muchos, casi todos, que ya saben que no van a salir porque están el número 10 en la lista y su partido nunca ha conseguido más de 7 concejales. El "riesgo" de salir elegidos les hará trabajar más.
Y no sólo abiertas dentro de un mismo partido. La misma papeleta tiene una casilla donde puedes poner el nombre de algún candidato de otro partido. Genial. Imagínate que tu primo es de ese partido al que tú nunca votarías. No votes al partido, pero vota a tu primo y verás que contenta se pone tu tía.
Pero vota,vota,vota.

2 comentarios:

  1. que curioso... ¿como haran para organizar estas cosas los que lo hacen? ¿se intercambiaran informacion e ideas? o cada uno va a su bola segun lo que se ha hecho siempre en su zona?? porque hay cosas curiosas..

    ResponderEliminar
  2. muy bueno, si señor. que envidia... jejejeje, no por votar, ni mucho menos sino por estar ahi ;)en norueguita. por cierto, porque puedes votar en estas y en las generales no?? tema de residencia, cuidadania o que... total que estás bien. aaah lo del curso que me dijiste del colega... 150 eurazos. takk.

    ResponderEliminar